Imagen de archivo de una parada de Sant Jordi en Barcelona, una fiesta icónica para autores y editoriales en catalán y castellano en Cataluña / EFE

La Generalitat discrimina al castellano de su futuro plan de lectura

stop

El diputado Rafel Bruguera denuncia que Mariàngela Vilallonga abandona a editoriales y escritores en español pese a su contribución a la cultura catalana

Sergi Ill

Imagen de archivo de una parada de Sant Jordi en Barcelona, una fiesta icónica para autores y editoriales en catalán y castellano en Cataluña / EFE

Barcelona, 22 de julio de 2020 (15:26 CET)

Nueva discriminación lingüística a la lengua castellana en Cataluña. El portavoz de Cultura del PSC en el Parlament, Rafel Bruguera, ha denunciado que el Plan Nacional de Lectura que pretende impulsar la polémica consellera Mariàngela Vilallonga excluye a autores y editoriales catalanas en este idioma oficial. 

A través de un vídeo, Bruguera ha recordado a la Generalitat que la industria editorial en castellano en Barcelona es "líder mundial". "Esto quiere decir que autores como Juan Marsé, Juan Goytisolo, Vila-Sanjuán o Gironella quedan excluidos", ha lamentado el diputado socialista. 

"Pedimos una rectificación inmediata a la conselleria de Cultura de la Generalitat y que este plan nacional refleje la pluralidad lingüística de Cataluña. Que refleje, por tanto, lo que es normal y natural en las calles de nuestro país", ha concluido Bruguera. 

Omisión a la literatura en castellano

El futuro plan que anunció la semana pasada el Govern ha generado polémica. A través de comunicado, Cultura solo se ha referido al "prestigio y visibilidad de los autores de la literatura en lengua catalana y occitana en todo tipo de formatos" sin meción al castellano. También, ha hablado de "favorecer el reconocimiento social" de los autores en estas lenguas, pero ha omitido a los escritores catalanes en español. 

El acuerdo que el Govern ha aprobado para sentar las bases del nuevo plan, que ha consultado Economía Digital, también recoge el apoyo a "la industria editorial (autores, editores, distribuidores y libreros) en lengua catalana y occitana en todos sus formatos", pero obvia a toda la industria editorial en castellano que existe en Cataluña, así como su importancia y su peso en el gremio. 

Rafel Bruguera ha explicado a este medio que el PSC estudia presentar alguna iniciativa, como una propuesta de resolución o pregunta en el pleno. El diputado ha defendido que la normalización lingüística y el impulso a la lectura en catalán y aranés no es excluyente a reconocer la aportación del castellano: "La literatura catalana es una cosa y otra muy diferente es la cultura catalana. Marsé no era literatura catalana, pero sí cultura catalana". 

Vilallonga y su fobia al castellano

No es la primera vez que Vilallonga obvia el arraigo cultural y social del castellano en Cataluña. La consellera de Quim Torra atacó a TV3 por usar el español en la serie Drama, una producción de TVE emitida en la cadena autonómica donde se alternan ambas lenguas oficiales con la normalidad social de Barcelona. 

"Veo demasiado castellano en TV3", lamentó Vilallonga en una entrevista en el programa Aquí Cuní de Ser Catalunya. La consejera catalana aseguró que no era solo por la serie, "sino por otros programas informativos" de la televisión pública: "Pasas haciendo zapping y no sabes si estás viendo una cadena estatal o una cadena catalana". 

La consellera aseguró incluso que había dado un "toque de atención" al director de TV3, Vicent Sanchis. También, hizo lo propio con la presidenta en funciones de la CCMA, Núria Llorach, por el contenido que se emite desde la televisión pública. La Generalitat, de hecho, ha invertido 6 millones de euros en la Corporación para proyectos solo en catalán. 

La consellera también afeó a algunos diputados del Parlament que usaran el castellano en el hemiciclo: "En el Parlamento de Cataluña se habla demasiado castellano, claro que sí, porque Cataluña tiene tres lenguas propias: catalánoccitano y la lengua de signos en catalán"

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad