ERC niega que Moncloa impusiese el veto a Junts en la mesa de diálogo

La consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà, tiende la mano a sus socios de gobierno para un acuerdo de última hora antes de que arranquen las negociaciones

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, junto a la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà (d), y el conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent (i), a su llegada a la reunión semanal del gobierno catalán en la que se define los miembros que integrarán la delegación que asistira mañana a la reunión d ela mesa de diálogo con el Gobierno de Pedro Sánchez. EFE/Quique García

Esquerra Republicana ha negado tajantemente que el Gobierno de Pedro Sánchez haya tenido algo que ver en la decisión de vetar a la delegación propuesta por Junts para la reunión de la mesa de diálogo. El equipo de Pere Aragonès atribuye exclusivamente el conflicto a la falta de consenso con sus socios para la elección de los miembros que representarán a la Generalitat.

La consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà, ha explicado que la exclusión se ha adoptado de forma interna ante las discrepancias sobre la participación de dirigentes de fuera del Govern en las negociaciones. “Es rotundamente falso que Moncloa supiese los nombres de Junts y que los vetase”, ha remarcado en una entrevista en Catalunya Ràdio.

Aunque ERC niega su implicación, el Gobierno sí que aplaudió la decisión de Aragonès de dejar fuera de la mesa a Jordi Sànchez, Jordi Turull y Miriam Nogueras. La ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, advirtió que no habrían acudido al encuentro si se hubiesen presentado los dirigentes que no forman actualmente parte de la administración catalana.

Inmediatamente después, primeros espadas de Junts como la presidenta del Parlament, Laura Borràs, acusaron a Pedro Sánchez de dividir al independentismo con sus presiones sobre la mesa de diálogo. “Nos tiene donde quiere: pelándonos por quién y no por qué“, afirmó.

Sin embargo, Vilagrà ha atribuido esta ruptura a la decisión de Junts de anunciar la composición de su delegación minutos de la última reunión del Govern, facilitando que la información se filtrase a la prensa, lo que hizo imposible pactar el equipo con Esquerra. “Fue en ese preciso momento cuando el president conoció los nombres telefónicamente”, ha señalado.

La consellera de Presidencia ha insistido en que todos los miembros de la mesa deben formar parte de la Generalitat, ya que es donde reside la “representatividad” de la ciudadanía. “Los partidos ya tienen otros mecanismos de colaborar”, ha subrayado. En la anterior mesa de negociación, bajo la presidencia de Quim Torra, sí que hubo miembros ajenos al Govern.

ERC deja la puerta abierta para un acuerdo de última hora con Junts

A pesar de las tensiones internas entre los dos socios de gobierno, Esquerra ha dejado la puerta abierta a Junts para que formalice una nueva propuesta y se siente junto a ellos en la mesa de diálogo, horas antes del encuentro. “No dejamos nunca de hablar y de vernos. Estamos en contacto constante. Será así hasta última hora”, ha afirmado Vilagrà.

“Continuamos abiertos a que Junts incorpore consellers a la mesa”

La consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà

Si finalmente Junts no cede en sus pretensiones, la primera reunión de la mesa de diálogo estará encabezada exclusivamente por dirigentes republicanos. Además de Aragonès y de Vilagrà, también se ha seleccionado para las negociaciones al titular de Empresa, Roger Torrent.

Por su parte, el Gobierno designó un equipo de hasta siete ministros tanto del PSOE como de Unidas Podemos. Sin embargo, para equilibrar el peso de la mesa ha acordado sacar a última hora a Manuel Castells (Universidades) y Raquel Sánchez (Trasportes) de la cita. Sí que seguirán Félix Bolaños (Presidencia), Isabel Rodríguez (Política Territorial), Miquel Iceta (Cultura) y Yolanda Díaz (Trabajo).