Moncloa respalda el veto de Aragonès a los presos indultados

La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, admite que el Gobierno no se habría sentado en la mesa de diálogo si hubiesen estado presentes Jordi Sànchez y Jordi Turull

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, este martes en La Moncloa. EFE/ Javier Lizón

El Gobierno de Pedro Sánchez ha aplaudido la decisión del presidente de Cataluña, Pere Aragonès, de excluir de la mesa de diálogo a la delegación propuesta por Junts. Si finalmente la Generalitat hubiese incorporado a los dirigentes independentistas que se habían beneficiado de los indultos, la negociación no se habría producido.

La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha reconocido que el Ejecutivo no estaba dispuesto a negociar con el líder de Junts, Jordi Sànchez, el número dos de la formación, Jordi Turull, ni la portavoz en el Congreso, Miriam Nogueras, ya que no forman parte activa del Gobierno de Cataluña. “Absolutamente no”, ha afirmado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

“El marco siempre ha sido el de dos delegaciones de trabajo de ambos gobiernos. Apoyamos la propuesta que acaba de lanzar el presidente de la Generalitat”, ha expresado la titular de Política Territorial que sí que estará en el encuentro del miércoles como uno de los siete enviados en el equipo de Pedro Sánchez.

“Nos sentamos quienes representamos a los dos gobiernos”

Isabel Rodríguez, ministra portavos del Gobierno

Rodríguez ha manifestado su “absoluto respeto” a la decisión de Pere Aragonès de vetar a sus socios de gobierno en Cataluña de las negociaciones y ha reconocido que es la “persona legitimada para elegir a aquellos que le representan en estos trabajos”.

El Gobierno se aferra a una agenda alejada del independentismo

Más allá de la composición de la mesa, la ministra portavoz ha aprovechado su intervención para defender la agenda que ha marcado el Gobierno en las negociaciones. Los puntos del día propuestos por su equipo se han centrado principalmente en la recuperación económica, a pesar de que Esquerra busca poner sobre la mesa tanto la autodeterminación como la amnistía.

El Gobierno sustentará las primeras conversaciones en torno a tres grandes temas: el fin de la pandemia, la reactivación económica tras la crisis del coronavirus y la modernización del país. “Vamos a poder compartir lo que creemos que son los temas que interesan a Cataluña”, ha afirmado.

La mesa de diálogo arrancará el miércoles con una primera reunión en los despachos de Pedro Sánchez y Pere Aragonès. Tras esa toma de contacto, los dos equipos negociadores se sentarán por completo para debatir sobre el resto de puntos del día. A partir de ahí, será el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, quien se encargará de la coordinación por parte del Gobierno de España.

Además de Bolaños y Rodríguez, también estarán presentes Miquel Iceta (Cultura), Yolanda Díaz (Trabajo), Manuel Castells (Universidades) y Raquel Sánchez (Trasportes). Por parte de la Generalitat, iniciarán las conversaciones la consellera de Presidència, Laura Vilagrà, y el titular de Empresa, Roger Torrent. Ambos de ERC.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña