España pierde 55.800 millones por la caída del turismo internacional en 2020

Los ingresos de los visitantes extranjeros se desploman un 76% en los primeros nueve meses del 2020 por la pandemia de Covid-19

La crisis sanitaria del coronavirus y las restricciones de viaje de los países han dinamitado los ingresos del sector turístico español. En los nueve primeros meses del año, los visitantes internacionales gastaron apenas 17.715 millones de euros durante sus vacaciones en España. Son 55.800 menos que en el mismo periodo de 2019, cuando la amenaza de la Covid-19 todavía no existía.

España encadena seis meses consecutivos de pérdidas de ingresos en la actividad turística internacional desde marzo, cuando se desató la pandemia y se iniciaron los confinamientos en toda Europa. Al cierre de septiembre la caída del gasto extranjero representa ya el 75,9% con respecto al 2019, cuando se llegaron a facturar 73.516 millones de euros en el acumulado de los tres primeros trimestres, de acuerdo a los cálculos realizados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

Tabla gasto turístico acumulado 2020 (INE)

El golpe se ha sentido especialmente en septiembre, cuando España ya atravesaba la segunda oleada de contagios que llegó con mayor antelación que en el resto de Europa. El gasto turístico en el mes que cierra la campaña estival alcanzó tan solo los 967 millones de euros, lo que representa una caída del 89,9% con respecto a septiembre de 2019, cuando destinaron 9.617 millones de euros. Es el cuarto mes más fuerte de todo el año. 

Los turistas gastan un 22% menos que en el 2019 

La crisis del coronavirus no solo ha provocado una reducción en el número de turistas que visitan España durante sus vacaciones, sino que también ha disminuido el gasto medio que cada uno de ellos realiza en el país en su estancia. Los visitantes han destinado 849 euros de media en 2020. Es un 22% menos que el dinero que gastaban en bienes y servicios en el año 2019. 

Este dato se refleja en la caída de algunos de los gastos más comunes de las vacaciones. El dinero que los turistas invierten en la manutención se ha reducido en un 87,5% con respecto al año anterior. Mientras que el coste de los alojamientos se ha hundido un 88% tras la crisis del coronavirus. 

Por el contrario, el tiempo de estancia en el país se ha incrementado ligeramente hasta alcanzar una media de ocho días de visita por cada uno de los turistas internacionales. Es casi un día más que la media registrada en el mismo periodo del año anterior. 

Reino Unido, Alemania y Francia reducen sus visitas a España

Los turistas británicos, alemanes y franceses continúan representando el mayor porcentaje de visitantes extranjeros que decide optar por España como su destino vacacional. Sin embargo, sus viajes han caído drásticamente en el año 2020 tras la expansión del coronavirus por toda Europa. 

En lo que va de año, el gasto de los turistas de Alemania se ha hundido un 93%, mientras que el de Reino Unido ha caído un 92,6%. La reducción de los visitantes franceses, que disponen de una conexión directa por carretera, ha sido más moderada, con una disminución del 66,2% con respeecto al mismo periodo del año anterior. 

Estos datos negros coinciden con unos meses marcados por las restricciones de viaje de las principales potencias europeas por la crisis sanitaria de la Covid-19. El Gobierno de Angela Merkel ha mantenido todo este tiempo a España en su lista de territorios peligrosos de contagio. Únicamente las Islas Canarias han logrado evitar sus prohibiciones de viaje. 

El primer ministro británico Boris Johnson tampoco incluyó al territorio español dentro de su lista de corredores turísticos seguros de coronavirus, obligando a los ciudadanos que visitasen el país a realizar una cuarentena de 14 días desde el inicio de la campaña estival. Solo el archipiélago se salvo de estas condiciones.

Canarias, Cataluña y Andalucía concentran las visitas

En este 2020 marcado por el coronavirus, los turistas extranjeros han optado por visitar destinos en Canarias, Cataluña y Andalucía, que concentran la mayor partede los visitantes. Sin embargo, todas han sufrido un descenso notable en el gasto que destinan en sus vacaciones. 

Cataluña ha sufrido un golpe del 80,6% de sus ingresos, mientras que Andalucía ha reducido un 73,4% el gasto internacional del turismo. En el caso de Canarias, que se ha librado de algunas de las restricciones de viaje de los países, la reducción del gasto ha alcanzado el 66,3% en los nueve primeros meses del año. 

El mes de septiembre ha sido negro para todas las regiones españolas. El mayor hundimiento se lo lleva Cataluña con una disminución de los ingresos por visitas del extranjero del 91,8%, seguido de Andalucía (-87,9%) y de la Comunidad Valenciana (-83,9%).