Foment exige al Gobierno que combata el fraude fiscal en vez de subir impuestos a las empresas

Hacienda obtendría 38.625 millones de euros si consiguiese reducir la economía sumergida hasta los niveles de Alemania, según datos de Foment del Treball

Foment del Treball advierte al Gobierno de Pedro Sánchez que más que subir impuestos es “imprescindible” atacar la economía sumergida y el fraude fiscal.

La patronal de Josep Sánchez Llibre lamenta que el Gobierno busque el dinero para luchar contra la pandemia de coronavirus en las empresas y las rentas del trabajo en vez de luchar contra el fraude fiscal y la economía sumergida.

El pasado año, antes de la pandemia, Foment presentó un estudio que constata que reducir la economía sumergida -que en España equivale al 25,2% del PIB- supondría la principal fuente para incrementar los ingresos fiscales.

Según este estudio, si España lograse reducir la economía sumergida a los niveles de Alemania -donde representa el 15,6% del PIB- las arcas públicas españolas ingresarían 38.500 millones de euros. Ello supondría un aumento del 9,6% en la recaudación de impuestos.

Ante este escenario, Foment propone al Gobierno que elabore un plan, a cuatro años vista, para reducir en 10 puntos, respecto al PIB, el volumen de la economía sumergida hasta situarla en los niveles de los principales países europeos.

En un comunicado, Foment recalca que la ausencia de medidas extraordinarias para rescatar la economía, evitar el cierre de empresas y frenar el aumento del paro es el principal motivo de queja de los empresarios. Aunque comparten la necesidad de frenar la propagación de la pandemia, advierten que es urgente dar con “soluciones equilibradas y proporcionadas” para reactivar la economía.

Medidas para reactivar la economía

La junta directiva de Foment, patronal adherida a la CEOE, exige a las administraciones públicas que la crisis sanitaria no sea una excusa para no tomar medidas urgentes paea salvar la economía: más recursos para las empresas y planes de choque para los sectores más afectados como el turismo, la restauración, la hostelería, el transporte, el ocio, el comercio, el deporte y la cultura.

Foment valora en positivo en “cambio de tendencia” que se refleja en el proyecto de presupuestos generales del estado por lo que se refiere a la inversión pública en Cataluña. Aunque insisten en que falta más inversión, en que no se ha revertido el déficit en infraestructuras, se muestran satisfechos con los avances.

En la reunión de la junta directiva de Foment de este lunes, su portavoz, Virginia Guinda, reiteró los tres aspectos claves que han de marcar el inicio de la recuperación: iniciar la licitación de obras, incrementar las partidas presupuestarias para la inversión pública y, por último, impulsar la colaboración pública privada.

Durante esta reunión, Sánchez Llibre cargó contra el proyecto de decreto de ley de cámaras de comercio catalanas que las formaciones políticas JxCat y ERC han entrado en el Parlament. Advierten que otorga funciones de representación institucional al Consejo de Cámaras Catalanas que preside Joan Canadell, cuando tanto la Constitución como el Estatut reserva estas funciones para patronales y sindicatos.