Iglesias afronta su primera denuncia sin aforamiento por su gestión de la pandemia

La asociación Abogados Cristianos se querella contra Pablo Iglesias por desobediencia, lesiones y homicidio imprudente, entre otros delitos

Pablo Iglesias a su llegada a su última sesión de control al Gobierno en el Senado como vicepresidente segundo, el 23 de marzo de 2021 | EFE/JCH/Archivo

Pablo Iglesias a su llegada a su última sesión de control al Gobierno en el Senado como vicepresidente segundo, el 23 de marzo de 2021 | EFE/JCH/Archivo

Pocas horas después de consumarse la salida de Pablo Iglesias del Gobierno de coalición, el ahora exvicepresidente segundo del Gobierno y candidato de Podemos a las elecciones madrileñas del 4-M ha sido denunciado por su gestión de la crisis del coronavirus. Es la primera querella contra el líder morado tras haber perdido el aforamiento.

Mientras Iglesias estaba en el Gobierno, solo el Tribunal Supremo podía investigarle. El alto tribunal descartó el pasado diciembre todas las querellas contra el Ejecutivo por la gestión de la pandemia y remitió a los juzgados ordinarios una veintena de denuncias que se habían presentado hasta ese momento. La Fiscalía había pedido archivarlas.

Ahora, la asociación Abogados Cristianos —que asegura defender “en el ámbito jurídico los valores inspirados en el cristianismo”— se ha querellado contra Iglesias por varios delitos, entre ellos lesiones y homicidio imprudente. Y lo ha hecho ante un pequeño juzgado ordinario de instrucción en Collado-Villalba (Madrid).

La organización asegura que el exvicepresidente segundo no tomó medidas “pese a estar informado de la letalidad” del coronavirus. Además, cree que “podría haber incurrido en un delito de omisión del deber de socorro por su gestión sobre las residencias de ancianos y en otro de desobediencia a la autoridad” por “saltarse la cuarentena” en marzo de 2020.

Lo de saltarse la cuarentena remite a cuando la ministra de Igualdad, Irene Montero, que es su pareja, dio positivo por Covid-19 y sin embargo Iglesias igualmente acudió a un consejo de ministros y a una rueda de prensa, cuando en aquel entonces ya estaba establecido el encierro por precaución de los contactos de contagiados del virus.

La gestión de la pandemia en las residencias

La denuncia también es por el delito de omisión del deber de socorro por su gestión de las residencias de ancianos como ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030.

“El comportamiento de Iglesias durante su tiempo en el Gobierno ha podido costar la vida a miles de personas, y eso no puede quedar impune”, sostiene la presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos. “Sabía que ocultando la realidad del coronavirus hasta después del 8M ponía en riesgo la vida de los más vulnerables, pero no le importó“.

“El volumen de afectados ha desembocado en triajes en los que los mayores han quedado totalmente desahuciados, sin posibilidad de acceso a una cama en una UCI”, ha asegurado Castellanos, criticando también que “a las residencias no se les administró medicinas para el tratamiento de la enfermedad, sino sedación”

Según una nota de prensa difundida por Abogados Cristianos, por culpa de Iglesias al principio de la pandemia no llegaron pruebas de coronavirus a las residencias de ancianos, “lo que hizo casi imposible frenar el contagio”.

En resumen, “como responsable de Servicios Sociales, abandonó a las personas mayores y más vulnerables, de forma dolosa, sea directa o eventual”, dice la querella, a la que ha accedido La Razón.

“No sólo no hizo nada para contener lo máximo posible la expansión de la pandemia, sino que tampoco realizó ningún tipo de previsión, y es más, hasta llegó a alentar y animar a asistir a manifestaciones multitudinarias acordes con su ideología”, añade el escrito de la querella.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.