Los indultos amplían la brecha entre Junts y ERC

Los republicanos ven con moderado optimismo la vía abierta con la medida de gracia, pese a los embistes de los 'junteros' para descarrilar el diálogo con Sánchez

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, junto al vicepresidente, Jordi Puigneró, en el acto de toma de posesión de los consellers / Julio Díaz (JxCat)

Los indultos de Sánchez han abierto una nueva brecha entre socios. Junts y ERC han visualizado unidad en la declaración institucional de Pere Aragonès, al asegurar que la apuesta del Govern es la amnistía y la autodeterminación, aunque con un detalle no menor: la medida de gracia otorga “credibilidad” al proceso de diálogo que quiere abrir Sánchez.

Pese a la aparente cierre de filas, los indultos esconden dos posturas diferenciadas. Los republicanos lo ven como espaldarazo a sus tesis, y lo consideran un buen punto de partida para abordar el conflicto político que vive Cataluña. Aragonès aseguró el pasado lunes que era “un primer paso” que “corregía” una sentencia que era injusta.

“No lo demostramos porque somos fuertes y sabemos que vale la pena lo que hacemos, pero estamos sufriendo“, han explicado fuentes de ERC a Economía Digital. Los republicanos viven la presión del entorno independentista. De Junts y la CUP, recelosos de una mesa de diálogo que se ha convertido en la principal apuesta de los republicanos para dar salida a la encrucijada política.

El temor de ERC ante el doble juego de Junts

Además, tienen la sensación de que Junts apuesta por el doble juego: por un lado, alimentar a los “hiperventilados”, por otro, ir a calmar los ánimos con los más moderados. “Hay una frase de Braveheart que relata bien ciertos posicionamientos: únete a la rebelión con los ejércitos del norte y yo daré apoyo al Rey con los del sur”, explican otros consultados por este medio.

Los republicanos están aplicados con intentar que el diálogo fructifique. Junqueras fue el primer líder independentista en echar un cable a Sánchez. En su carta remitida al Ara y La Sexta, defendió que la vía unilateral no era “deseable” y tampoco “viable”, y defendió que el indulto podría ayudar a “aligerar el conflicto”.

Lo cierto es que Junts sale ganando con los indultos, pese a los duros ataques contra la medida de gracia. Su secretario general, Jordi Sànchez, y los presos de su ramo –Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn– recuperarán la libertad tras un largo proceso judicial y condenas que les mantenían una década en la cárcel.

Los ‘junteros’ han hecho cuanto ha estado en su mano para quitar lustre al indulto. Desde el vehemente plantón a Sánchez en el Liceu, donde el expresidente Quim Torra llegó a acusarle de hacer “paternalismo colonial”, hasta los embistes del vicepresidente Jordi Puigneró, que calificó de “propaganda” la conferencia en el céntrico teatro catalán.

El Consejo de Europa, punta de lanza contra los indultos

Pero si una excusa ha venido bien al mundo de Junts ha sido la resolución del Consejo de Europa. Este texto, que no compra el relato del independentismo, sí que avala los indultos a los presos y la reforma del delito de sedición que propone el Gobierno de Pedro Sánchez. Además, el texto apuntala la vía de diálogo para resolver el conflicto territorial.

El informe no-vinculante ha venido como anillo al dedo el día de los indultos, puesto que ha permitido al conjunto del independentismo, y en especial a Junts, el introducir en el debate la idea de que es esta resolución y los futuros pronunciamientos de los tribunales europeos los que han motivado a avanzar la medida de gracia.

Puigneró ha sido quien ha abanderado esta mañana este relato, acompañado de apelaciones a la unilateralidad si en dos años fracasa la apuesta por el diálogo de ERC con el Gobierno. “Si ya lo hemos hecho, estamos dispuestos a volverlo a hacer”, ha expresado el conseller catalán en una entrevista a TV3.

Junts defiende que el indulto ha sido gracias a Puigdemont

Hay quienes desde las filas de Junts han ido mucho más allá, y han defendido que los indultos son un éxito político de los fugados de Waterloo. La portavoz en el Congreso, Míriam Nogueras, ha asegurado que la “lucha invisible” de Puigdemont ha permitido que Europa se pronuncie a favor de la excarcelación: “Nunca tan pocos habían doblegado a todo un Estado”.

Lo cierto es que el argumentario de Junts es muy explícito con atribuir el indulto al expresidente fugado. El texto, al que ha tenido acceso Economía Digital, asegura que “si hay indultos es por la presión internacional hecha desde el exilio, con el presidente Carles Puigdemont al frente, después de ganar la batalla judicial a nivel europeo”.

Ambos relatos se irán definiendo en los próximos meses, según los resultados que vaya dibujado la mesa de diálogo. Las desconfianzas entre socios serán otro factor a tener en cuenta. Hay quien desde ERC teme que Junts se dedique a hacerlo “saltar todo por los aires”, pese a que el partido de Puigdemont prometió lealtad en esta cuestión.

También, sobre hasta qué punto está dispuesto a ceder un independentismo enrocado en la amnistía y la autodeterminación frente a un Gobierno que plantea recuperar el Estatut de 2006 antes de la suspensión parcial del Tribunal Constitucional como fórmula para cerrar el problema territorial catalán, aunque el secesionismo ni siquiera se plantea como solución.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña