La segunda ola de coronavirus hunde la demanda aérea un 70%

La demanda aérea mundial se desplomó en octubre un 70,6%, lo que supone un signo más de lo “desesperadamente lenta” que será la recuperación

La segunda ola de coronavirus prolonga la agonía del sector aéreo. La demanda aérea mundial se desplomó en octubre un 70,6% respecto al mismo mes del año anterior, lo que supone un signo más de lo “desesperadamente lenta” que va a ser la recuperación debido a las restricciones impuestas por la pandemia.

Este es el dato que ha ofrecido este martes la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que además ha indicado que los más afectados han sido los vuelos internacionales, cuyo desplome ha sido del 87,8% en comparación con las mismas fechas de 2019.

“Mientras que la recuperación es desigual por regiones, el panorama general de los viajes internacionales es sombrío”

“Mientras que la recuperación es desigual por regiones, el panorama general de los viajes internacionales es sombrío”, analizó en un comunicado el director general y consejero delegado de IATA, Alexandre de Juniac, al que ha tenido acceso Efe.

Las aerolíneas de Asia-Pacífico, las peor paradas

Las aerolíneas de Asia-Pacífico fueron las peor paradas en ese mes de octubre ya que su demanda bajó un 95,6% respecto a 2019. Sin embargo, se observa algo de recuperación en los mercados domésticos, sobre todo en el de China cuya demanda en octubre solo se situó un 1,4 % por debajo de la del año pasado.

Las nuevas oleadas de coronavirus junto con las restricciones de los gobiernos han agravado la situación del sector, que ya ha recibido 173.000 millones de dólares -unos 143.000 millones en euros en el cambio actual- en ayudas, por lo que la IATA ha pedido a los gobiernos que aumenten su apoyo para que las compañías puedan sobrevivir hasta el verano que viene.

Además de las medidas de seguridad las aerolíneas tienen que dar mensajes de tranquilidad. Foto EFE

Este organismo prevé que si las fronteras se abren a mediados de 2021, la industria “solo” perderá 38.700 millones de dólares (casi 32.000 millones de euros) el año que viene. “Sin la contribución de 3,5 billones de dólares de la aviación al producto interior bruto global, no puede haber una recuperación económica”, analizó De Juniac. 

El transporte de mercancías como alternativa

La crisis ha obligado a las aerolíneas a reinventarse y buscar en el transporte de mercancías una salida para reducir sus pérdidas millonaria. Y la necesidad de comercializar la vacuna de la Covid-19 por todo el mundo se ha convertido en la última esperanza del sector.

La farmacéutica estadounidense Pfizer y la compañía biotecnológica alemana BioNtech aspiran a obtener luz verde  de su prototipo de la vacuna en Europa y los Estados Unidos antes de que finalice el año. La aprobación desencadenaría una complicada cadena internacional de suministro. Países de todos los continentes han suscrito ya acuerdos de compra para obtener los primeros envíos de dosis. La logística se antoja muy complicada pero las compañías aéreas quieren aprovechar la oportunidad del mercado.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo señalo que en los próximos meses el papel de las aerolíneas “será esencial para posibilitar el transporte de vacunas, lo que pone de relieve el peso que tiene el sector desde una perspectiva social”.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.