La Uned y Universidades no se reunirán hasta después del inicio de los exámenes

Los alumnos critican la ausencia de diálogo de la universidad y la "tardanza" del Gobierno al comenzar los primeros exámenes el mismo día que pretende poner solución

El ministro de Universidades, Joan Subirats, en el complejo de La Moncloa. Foto: Pool Moncloa/Fernando Calvo

El ministro de Universidades, Joan Subirats, en el complejo de La Moncloa. Foto: Pool Moncloa/Fernando Calvo

El Gobierno quiere zanjar de una vez la polémica sobre la presencialidad de los exámenes de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) que enfrenta, por un lado, a la institución con los alumnos y, por otro, al Ministerio de Universidades con Unidas Podemos.

Según ha podido saber Economía Digital, el ministro Joan Subirats se reunirá el lunes que viene con el rector de la Uned, Ricardo Mairal Usón, para asegurarse de que se cumplen la instrucciones dadas por el Ejecutivo en materia sanitaria y de seguridad y, en el plano educativo, que todos los alumnos puedan gozar de los mismos derechos y oportunidades.

La principal queja que mantienen ahora los alumnos respecto a esta cita es que «el Gobierno llega tarde en querer solucionar el problema» y explican que «el lunes ya es demasiado tarde porque ya se habrán celebrado los primeros exámenes presenciales».

La reunión está programada para las 12:30 horas en el Ministerio de Universidades y, en principio, no habrá cobertura mediática pese a constar en la agenda oficial del ministro.

Tal y como publicó Economía Digital, Subirats está mediando estos días entre la universidad y los más de 150.000 alumnos que tendrán que examinarse presencialmente entre enero y febrero en plena sexta ola de Covid y con los contagios de Ómicron en aumento en algunas comunidades.

Los estudiantes han solicitado al rector de la universidad la posibilidad de realizar la evaluación vía telemática ante aquellos estudiantes que pertenecen a grupos de riesgo específicos, a grupos de edad especialmente sensibles o que deben desplazarse de localidad de manera obligatoria para examinarse. Sin embargo y por el momento, la institución asegura que en sus planes para este año solo cabe la presencialidad.

La universidad solo ofrece posponer el examen presencial a los alumnos que presenten una prueba positiva de Covid-19 durante el periodo comprendido entre el 24 de enero y el 11 de febrero de 2022, ambos inclusive, y no puedan presentarse a las pruebas presenciales de la convocatoria de enero-febrero de 2022.

Estos estudiantes deberán de rellenar un formulario y adjuntar obligatoriamente el justificante del resultado positivo. Una vez cumplimentado el formulario, la universidad les ofrecerá realizarlo, de nuevo de manera presencial, en otra fecha posterior. Una solución que no convence a los alumnos causando un profundo revuelo estos últimos días antes de las pruebas.

Desde la plataforma de alumnos afectados explican a este medio que desde la universidad se envió un mail a los estudiantes aclarando que para justificar la baja por Covid deberán realizarse una PCR 48 horas antes del examen. Es decir, «si das positivo un día antes al examen o el mismo día ya no puedes presentar la solicitud para que te lo hagan en otro momento y varios compañeros ya advierten que acudirán aunque den positivo para no perder el derecho a examen», confiesan.

El PP insta seguir dialogando para encontrar una solución

La plataforma de estudiantes afectados se está reuniendo con todos los grupos parlamentarios para que planteen antes del lunes sus quejas al Gobierno.

Los estudiantes trasladaron este lunes en una reunión a la portavoz de Universidades del PP, María Jesús Moro, que la universidad no había mantenido apenas diálogo con los alumnos para buscar una solución conjunta. La principal queja es que los estudiantes efectuaron su matricula para este curso con la promesa de que las enseñanzas se adaptarían a las circunstancias actuales, en plena sexta ola de Covid, y consideran que no ha sido así.

Desde el partido de Pablo Casado son partidarios de la presencialidad en las universidades presenciales pero, entienden que la UNED «tiene una particularidad muy grande que es una universidad a distancia y que en situaciones excepcionales, deberían aplicar medidas excepcionales y no lo está haciendo más allá de abrir las ventanas en unas instalaciones que no sabemos si cumplen con los requisitos».

Los populares apoyan las quejas de la plataforma de alumnos e instan al rector que «mantenga el diálogo con Universidad que pidió flexibilidad, como con los alumnos para que toda la comunidad tome las mejores decisiones que cumplan con las condiciones de seguridad».

«Consideramos que siempre hay que respetar la autonomía universitaria. Creemos que los responsables universitarios están teniendo muchas dificultades a lo largo de estos dos últimos años de pandemia y hay una gran preocupación por hacer las cosas bien. Consideramos que la Uned no ha dialogado suficientemente. No ha planteado alternativas, al ser una universidad de educación a distancia donde son muchas las personas mayores, con discapacidad, con dificultades de compatibilidad con el trabajo que eligen esta universidad, precisamente, por su condición de que es a distancia», señala Moro.

«La universidad cuenta ya con una aplicación que permite los exámenes online, que además están siendo utilizado por el Ministerio de Justicia para el acceso a la Abogacía o en el examen para las enfermeras y que, sin embargo, en este momento no se ha dado la opción para los que tienen en miedo a poner en riesgo su salud y a las personas que cuidan o trabajan en el momento en que realicen exámenes masificados», continúa la portavoz de Universidades del PP.

«Nuestro compromiso es el de seguir dialogando y buscar soluciones equilibradas. Ahora son circunstancias donde la incidencia de la pandemia es mayor que en otras convocatorias. Entre todos encontraremos soluciones idóneas para poner en la misma balanza la salud y el cumplimiento de una evaluación segura y de calidad», zanja Moro.