Crisis de la Uned: el Gobierno cancela la mediación y los exámenes serán presenciales

El Gobierno y la universidad se habían dado cita para este lunes y desde el Ministerio apuntan ahora a "cambios" en la agenda para cancelar el encuentro y zanjar así la polémica

Joan Subirats, con Ada Colau, durante su presentación como comisionado de Cultura, en noviembre de 2017. /EFE/Quique García

La Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) celebrará finalmente los exámenes correspondientes a enero-febrero de manera presencial, a pesar de las quejas de las plataformas de alumnos quienes solicitaron realizarlos vía telemática ante el aumento de casos Covid en plena sexta ola.

La mediación del Gobierno desaparece al cancelar una reunión entre el rector y el ministro de Universidades prevista para este lunes, con los exámenes ya empezados. La universidad se compromete ahora a ampliar su espacio en las aulas y en los centros territoriales frente a la atenta mirada de los alumnos que advierten, realizarán un seguimiento de los posibles contagios provocados por la modalidad presencial.

El Gobierno quiso zanjar la polémica que enfrentaba a la universidad a distancia con sus alumnos tras la llegada de numerosas quejas por escrito al Ministerio y también a los distintos grupos parlamentarios. La plataforma de alumnos afectados se llegó a reunir con algunas formaciones políticas y también hablar con representantes de Universidades.

Según publicó Economía Digital, el ministro Joan Subirats se iba a reunir el próximo lunes con el rector de la Uned, Ricardo Mairal Usón, para asegurarse de que se cumplen la instrucciones dadas por el Ejecutivo en materia sanitaria y de seguridad y, en el plano educativo, que todos los alumnos puedan gozar de los mismos derechos y oportunidades.

La principal queja que mantuvieron los alumnos al respecto, es que «el Gobierno llega tarde en querer solucionar el problema» y explicaron que «el lunes ya es demasiado tarde porque ya se habrán celebrado los primeros exámenes presenciales«.

Misteriosamente, la cita ha desaparecido de la agenda de Universidades y la única explicación que el Ministerio ofrece a este medio es que el encuentro «todavía no se había hecho público» y que «todas las citas están sujetas a cambios».

Ampliar las aulas para evitar aglomeraciones

Tanto la Universidad como el Ministerio dan la polémica por zanjada. La institución educativa se compromete ahora a ampliar su espacio en las aulas y en los centros territoriales para afrontar así la gestión de los exámenes presenciales, que se celebran en semanas alternas entre el 24 de enero y el 11 de febrero.

La universidad asegura que se garantizarán las medidas establecidas por las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas donde están implantados, respetando la distancia de separación entre el alumnado. En algunos centros, como Málaga, Barcelona o Madrid Sur, la ampliación supondrá un aumento de superficie de más del 40%, así como refuerzo de medidas de limpieza y, en ocasiones, la intervención de un especialista en diseño y ergonomía para recolocar los puestos de examen.

«Hemos transformado la biblioteca, un espacio de dos plantas, en aula de exámenes», explica Luis Grau, director de UNED Málaga, que atiende a 5.000 estudiantes. «Recuperamos también la antigua librería, un local adyacente que hemos acondicionado y reconvertido en aula. Además, después de las reformas realizadas en nuestras instalaciones, hemos aumentado el número de aulas y hay varias salas dentro del edifico principal, con capacidad para entre 22 y 24 personas, que los días de pruebas presenciales serán ocupadas las aulas por 11 alumnos».

La plataforma de alumnos afectados advierte ahora que realizarán un seguimiento de los posibles casos de Covid provocados por la modalidad presencial y «ante un posible contagio masivo seguiremos adelante con la demanda».

Tal y como publicó Economía Digital, varios grupos de estudiantes críticos con la presencialidad comenzaron a recoger firmas en apoyo a una posible demanda al rector por «cohecho», entre otros posibles delitos, según apuntaron. La iniciativa se frena ante la celebración de las pruebas, aunque ya miran a los exámenes de diciembre.