La vacuna de Moderna es eficaz como mínimo 6 meses después de su inoculación

La farmacéutica iniciará un nuevo estudio para comprobar si la vacuna es efectiva contra las nuevas variantes del coronavirus

La vacuna contra el coronavirus desarrollada por la empresa estadounidense Moderna | EFE/EPA/GC/Archivo

La vacuna contra el coronavirus desarrollada por la empresa estadounidense Moderna | EFE/EPA/GC/Archivo

El director ejecutivo de Moderna, Stéphane Bancel, ha anunciado este jueves que los anticuerpos que genera la vacuna de Moderna contra la Covid-19 se mantienen un mínimo de seis meses en el cuerpo humano tras la segunda inoculación.

“Nos complace que estos nuevos datos muestren la persistencia de los anticuerpos hasta seis meses después de la segunda dosis de nuestra vacuna COVID-19. Esto nos da aún más confianza en la protección ofrecida por nuestra vacuna COVID-19. Seguimos comprometidos con la lucha contra la pandemia causada por el COVID-19″, ha expresado Bancel.

Según ha avanzado la agencia Europa Press, los datos están respaldados por un estudio realizado en pacientes del Institutos Nacionales de Salud (NIH), y publicado este miércoles en el ‘New England Journal of Medicine’. Dicho estudio ha evaluado a 33 adultos sanos que participaron en la primera fase del desarrollo de la vacuna, hace aproximadamente medio año.

No obstante, debido a que aún se necesita más tiempo para evaluar hasta cuándo son efectivos los anticuerpos que los pacientes generan en sus organismos una vez han recibido la dosis completa del fármaco, la evaluación y seguimiento de dichos pacientes seguirá en marcha por el momento.

El problema de las nuevas variantes del virus

La compañía también ha anunciado que comenzarán a elaborar un nuevo estudio con el que se buscará esclarecer si la respuesta inmunitaria de los vacunados con Moderna es eficaz contra las nuevas variantes del coronavirus.

En este sentido, se llevará a cabo un nuevo ensayo clínico de fase 1 para evaluar las vacunas de ARNm-1273 modificadas monovalentes y multivalentes como una serie primaria en individuos no tratados previamente, por un lado, y como una vacuna de refuerzo en aquellos previamente vacunados con ARNm-1273, por el otro.

El objetivo de la compañía es comprobar si la actual profilaxis de Moderna es ya suficiente para prevenir la infección y los contagios de gravedad en vacunados y no vacunados y, en caso de una respuesta negativa, elaborar contramedidas que ayuden a superar la pandemia de la Covid-19.

Se trata de la segunda vacuna en constatar que su eficacia supera la barrera de los 6 meses de protección, ya que el pasado ! de abril, las farmacéuticas Pfizer y BioNTech informaron que su vacuna también sigue siendo efectiva tras 6 meses de la inoculación de la segunda dosis y, además que también protege contra la variante sudafricana del virus.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.