La vacuna de Pfizer reducirá un 50% la transmisión del coronavirus

El ideólogo de la vacuna, Ugur Sahin, no espera que la pandemia esté controlada hasta el próximo invierno

El lanzamiento definitivo de la vacuna contra el coronavirus no frenará de golpe la pandemia mundial pero ayudará notablemente a disminuir los contagios en todo el mundo.

Los creadores del prototipo que han desarrollado la farmacéutica Pfizer y la compañía alemana BioNtech prevén que su antígeno provoque una reducción del 50% en la transmisión de la enfermedad.

Las previsiones son alentadoras en un momento en el que la segunda oleada de contagios se ha disparado de nuevo entre las grandes potencias mundiales.

Más de 54 millones de personas se han contagiado desde el inicio de la crisis sanitaria y 1,3 millones han fallecido en todo el mundo.

El ideólogo de la vacuna de Pfizer-BioNtech, Ugur Sahin, ha mostrado su confianza en que la curva se reducirá a partir de ahora.

“Estoy muy seguro de que la transmisión entre personas se reducirá con una vacuna tan eficaz, tal vez no en un 90%, sino tal vez en un 50%. Pero no debemos olvidar que incluso eso resultaría en una reducción dramática de la propagación de la pandemia”, ha señalado el director ejecutivo de BioNtech en una entrevista en la BBC.

El científico que está detrás de la vacuna más prometedora de la carrera internacional no ha logrado despejar todas las incógnitas sobre el antígeno.

La duración de la inmunización sigue siendo un secreto para la comunidad científica. Sahin ha explicado que será necesario recibir una nueva dosis “cada año, cada segundo año o cada cinco años” en función de la respuesta de anticuerpos que ha provocado la vacuna en cada uno de los individuos.

Sahin no espera una solución definitiva hasta el próximo invierno

Pfizer y BioNtech calculan que serán capaces de producir cerca de 1.300 millones de vacunas a lo largo de 2021, lo que garantizaría la inmunización de 650 millones de personas ya que son necesarias dos inyecciones para cada uno.

Sin embargo, solo unos pequeños grupos vulnerables podrán acceder al antígeno ya en el próximo mes, si los reguladores sanitarios dan el visto bueno definitivo.

Sahin ha señalado que estas previsiones de fabricación provocarán un “invierno difícil” tras la llegada de la segunda oleada de contagios. No será hasta dentro de un año, cuando el impacto de la enfermedad se habrá llegado a contener.

“Este invierno será difícil. No tendremos un gran impacto en el número de infecciones con nuestra vacuna este invierno” 

El director ejecutivo de BioNtech espera que la llegada del próximo verano facilite la reducción de casos de coronavirus en todo el mundo, mientras las personas siguen recibiendo la vacuna. Solo así, se habrá conseguido doblegar la Covid-19 para el invierno de 2021.

La vacuna de Pfizer ha despertado el optimismo

La publicación de un informe independiente que reveló una eficacia del 90% en el prototipo de Pfizer y BioNtech ha devuelto el optimismo a la comunidad científica internacional y a los grandes gobiernos del mundo.

Estados Unidos ya había comprado en julio su primera reserva de 100 millones de dosis de esta vacuna, mientras que la Unión Europea ha corrido a contrarreloj para garantizarse otras 300 millones de unidades para repartir entre los países miembro.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también se ha mostrado optimista con este reciente descubrimiento. El propio director general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha asegurado que es “muy prometedora”. 

Además de este proyecto, otras nueve investigaciones han alcanzado la tercera fase de ensayos clínicos que implica la vacunación de grupos masivos con decenas de miles de voluntarios. Astrazeneca, Moderna o Johnson & Johnson son las que más lejos han llegado hasta la fecha en sus estudios.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.