El Gobierno y los candidatos de izquierdas al 4-M instrumentalizan el Primero de Mayo para arañar votos

Ángel Gabilondo, Mónica García y Pablo Iglesias se apuntan a la manifestación de CCOO y UGT, que por primera vez contó con la presencia de una ministra de Trabajo

Los candidatos de PSOE, Podemos y Más Madrid al 4-M en la manifestación del Primero de Mayo en Madrid. EFE

Este Primero de Mayo supone la vuelta de los sindicatos a las calles en el Día del Trabajador tras la suspensión de los actos conmemorativos de 2020 por el coronavirus, si bien este año viene marcado igualmente por la pandemia y la campaña electoral de las elecciones madrileñas del 4 de mayo, asunto que se ha evidenciado en las proclamas sindicales ante la presencia de los candidatos de izquierdas a las elecciones madrileñas y siete ministros.

Bajo el lema ‘Ahora toca cumplir. Un país en deuda con sus trabajadores y trabajadoras’, los sindicatos se han movilizado con otra importante novedad: a la manifestación central convocada por CCOO y UGT en Madrid, que ha transcurrido desde la Plaza de Neptuno hasta la Puerta del Sol, ha asistido por primera vez la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, acompañada de otros cinco ministros.

También han asistido todos los candidatos de izquierdas a los comicios madrileños, como el exvicepresidente segundo del Gobierno, líder de Podemos y candidato de esta formación a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias; el candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, o la candidata de Más Madrid, Mónica García, que fueron recibidos con gritos de “sí se puede”.

Además de Díaz, los ministros que han participado en la manifestación han sido la vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo; el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos; el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes; la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, y la ministra de Igualdad, Irene Montero. Por su parte, la de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que estaba previsto que acudiese, no ha asistido finalmente.

Los sindicatos han convocado más de 70 manifestaciones por toda España pra conmemorar el Día Internacional de los Trabajadores. En el caso de Madrid, la Delegación del Gobierno en Madrid ha autorizado ocho manifestaciones y concentraciones, que reunirán en total 4.175 personas, 1.000 de ellas se han congregado en la tradicional marcha de CC.OO. y UGT.

“Ni un voto trabajador a la extrema derecha”

A tres días de la celebración de las elecciones en la Comunidad de Madrid, el secretario general de CCOO ha dicho que los sindicatos tienen una vocación “sociopolítica” pero no están llamados a “meterse permanentemente en el fango de la dialéctica partidista”, si bien ha aprovechado para denunciar la amenaza que supone para los trabajadores una “fuerza abiertamente reaccionaria de extrema derecha”, en referencia a Vox. 

Ambos dirigentes sindicales han instado a impulsar en España un contrato social del siglo XXI, ya que creen que es “la mejor vacuna para la extrema derecha”, y más recursos para “ser iguales y libres”, en medio de críticas, también por parte de los secretarios generales de ambas organizaciones en Madrid, a Vox y a la gestión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. “Ni un voto trabajador para quién nos odia, para quien no quiere a la clase trabajadora”, ha espetado Sordo durante su intervención tras la manifestación en la Puerta del Sol.

También Álvarez ha indicado “se traslada a los ciudadanos que pagan menos se va a mantener la educación o la salud, y eso no es posible”. “Libertad es igualdad y no somos ajenos a la campaña política de Madrid”, ha asegurado, en referencia velada al eslogan de la campaña de la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso. “Que no os engañen, quieren recortar derechos”, han afirmado.

En la lectura del manifiesto Sordo ha recordado a los asistentes que tienen “distintas opciones de izquierdas en los distintos partidos”. “No seré yo quien diga a quién tenéis que votar, pero, compañeros, ni un solo voto a la extrema derecha, ya no diré al fascismo”, ha apostillado.

A renglón seguido Álvarez ha pedido “movilización” y que “ningún trabajador se quede en casa”, sino que “se llenen las urnas de los barrios populares de Madrid y que le digan alto y claro a la derecha que no nos vendan duros a cuatro pesetas”, tras haber rechazado la bajada de impuestos por la que abogan los partidos de derechas al considerar que no se podrían sufragar los servicios públicos.

Reforma laboral, pensiones o subida del SMI

En la rueda de prensa con motivo del Primero de Mayo, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha dicho que les “honra” a los ministros su presencia en la manifestación al ser “gratificante” que la clase dirigente escuche “de viva voz” las peticiones de los sindicatos. 

Eso sí, ha aclarado que se realizan “exactamente las mismas reivindicaciones con su presencia que sin ella”, algo que ha compartido el secretario general de CCOO, Unai Sordo, quien ha señalado que “quien quiera acudir a la manifestación puede acudir”, pero ha insistido en que no es óbice para que el mensaje de los sindicatos sea de “reivindicación en los mismos términos”. 

Sordo ha subrayado la “enorme importancia” de este 1 de Mayo para la clase trabajadora que se busca que sea de “solidaridad y reconocimiento a la clase trabajadora que ha sacado adelante un país en las peores circunstancias”. Álvarez ha dicho ver también “especial” el Día del Trabajador de este año tras un año y tres meses de pandemia, con un “recuerdo emocionado” para los ausentes. 

Manifestación de Sindicatos el 1 de Mayo
Manifestación del Primero de Mayo. EFE

Ambos dirigentes han denunciado en la rueda de prensa y en el manifiesto pronunciado en la manifestación del Primero de Mayo los problemas estructurales del mercado laboral, como la precariedad, la alta temporalidad, el desempleo juvenil o la caída de la protección de los desempleados. 

En el actual momento de “transición” Sordo ha enfatizado que España tiene una “deuda” pendiente con la clase trabajadora, por lo que ha exigido que el crecimiento económico que se registre en la segunda mitad del año gracias a los fondos europeos y la vacunación se cumplan los compromisos del Gobierno en las distintas materias.

En concreto, han exigido que se acometa el “desmontaje” de la reforma laboral de 2012 y se acometan nuevas reformas que provoquen una mejor distribución de la riqueza y de una mayor justicia social “empezando por la reforma laboral, continuando con las pensiones, siguiendo por el SMI y mejorando ola protección por desempleo y las rentas básicas que son manifiestamente mejorables”. 

Mantienen, por tanto, su exigencia de derogar la reforma laboral del Gobierno del PP, tal y como reivindican desde hace semanas en las negociaciones de la mesa de diálogo social para la modernización del mercado laboral, frente al rechazo de CEOE. Precisamente ayer el Gobierno remitió a Bruselas el Plan de Recuperación y el Plan Nacional de Reformas que prioriza en las exigencias de Bruselas: abordar el desempleo juvenil y modernizar las políticas activas de empleo y el SEPE.

Han admitido que va a ser una negociación “compleja y dura”, en palabras de Sordo, quien ha avanzado que de no lograrse un acuerdo se exigirá al Gobierno que cumpla con sus compromisos, al tiempo que Álvarez ve también las negociaciones “difíciles, máxime cuando la patronal piensa que tiene derecho de veto”. 

CCOO y UGT han llamado a las organizaciones empresariales a potenciar el diálogo bipartito y a buscar un nuevo Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) que facilite el desarrollo de los convenios colectivos para afrontar “una salida justa y equitativa de esta crisis, que no suponga una devaluación de los salarios”.

Además, los líderes sindicales han avisado de que no admitirán que se acometan en el medio plazo ajustes bajo las supuestas peticiones de Bruselas, algo que han aclarado que es “mentira”, al tiempo que han apelado a las posturas de Biden y otros países que apoyan elevar el Salario Mínimo y subir los impuestos a las grandes rentas.

Cargan contra la banca: “Está abusando de la banca”

En su intervención, Álvarez ha destacado la utilidad de un “buen instrumento” como los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que ha evitado que se alcance un 20% de paro y se alcanzasen incluso los 7 millones de parados, abogando. por su adaptación a las situaciones que se vayan produciendo hasta que se dé una reactivación total de la actividad en todos los sectores. Este jueves 6 de mayo empieza la negociación para l a nueva prórroga más allá del 31 de mayo.

Los dirigentes sindicales han denunciado las “colas del hambre” y la necesidad de refuerzo de servicios sociales y Sanidad, y han vuelto a cargar en el Primero de mayo contra el sector financiero tras los ERES anunciados por distintas entidades como CaixaBank o BBVA con miles de despidos, al considerar que “están abusando de los ciudadanos”. 

El líder de UGT ha denunciado la política de despidos de los bancos tras los más de 60.000 millones de euros destinados a sanear al sector financiero. “Hoy nos lo devuelven con despidos porque pueden porque la legislación española se lo permite, tenemos que cambiar la normativa laboral”, ha apostillado. 

A este respecto, ha reclamado que se vuelva a causalizar el despido colectivo, y se acometan cambios para acabar con el “cáncer” de la temporalidad laboral, así como recuperar la negociación colectiva.  “El Primero de Mayo debe servir para que el Gobierno reciba este calor de los trabajadores exigiendo que ahora toca, es el momento de cumplir con los compromisos”, ha zanjado. 

Díaz, seis ministros y los candidatos de izquierdas

Por su parte, Díaz se ha mostrado en un vídeo remitido por el Ministerio de Trabajo “feliz de estar en el Día de los Trabajadores en la calle”, como ha dicho haber hecho “siempre” desde que era niña, si bien indicó que el protagonismo lo tienen los trabajadores y representantes sindicales.

“Este Primero de Mayo no es un día más” y que “los valores del trabajo decente, la solidaridad, la igualdad, la justicia social, son sin duda la respuesta más efectiva y rotunda a la crisis económica y social que atravesamos”, ha remarcado, para apuntar que esta coyuntura “nos ha enfrentado con un modelo laboral caduco”, algo que desde su departamento se ha empezar a cambiar para “reconstruir los derechos de los trabajadores en el siglo XXI”.

También en declaraciones a los periodistas en la manifestación, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha asegurado este sábado que el PSOE y los sindicatos tienen “una relación muy estrecha, ahora más con las obligaciones de Gobierno”.

De su lado, el candidato de Unidas Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha confiado en el Día del Trabajador en que “la clase trabajadora” va a “marcar la diferencia” en las elecciones del 4 de mayo, haciendo que sean “históricas” y dando la victoria a los partidos de izquierdas.

A su vez, la candidata de Más Madrid a la Comunidad, Mónica García, ha animado en la jornada por el Día de los Trabajadores a la participación en los comicios con el fin de lograr que en la Puerta del Sol haya “un Gobierno decente” que cuide a los trabajadores. En declaraciones a los medios antes de participar en la manifestación, García ha llamado al voto para romper récord de participación.