Moncloa confía en que se cree “un instrumento” para superar los vetos y recibir los fondos de la UE

El presidente tiene hasta diciembre para elaborar un 'Plan B' en caso de que no lleguen los fondos a tiempo.

“Cero nervios” en el Gobierno tras la participación de Pedro Sánchez en el Consejo Europeo. El veto de Hungría y Polonia supondría el retraso de las ayudas europeas para España, como consecuencia, del obstáculo al próximo presupuesto de la Unión Europea para 2021-2027 y al Fondo de Recuperación de 750.000 millones de euros. 

Pero en Moncloa confían en que se cree “algún instrumento” para poder hacer frente a este problema. Los Veintisiete decidieron aplazar el debate con los dos países, que en estos momentos bloquean el reparto de los fondos, para otra reunión del Consejo, que se realice de manera presencial. De este modo, la discusión no está prevista hasta diciembre, según las fuentes europeas consultadas. 

Ante la pregunta de Economía Digital, fuentes gubernamentales responden “cero nervios” tras la participación este jueves de Sánchez en el Consejo Europeo. La mayoría del Gobierno descarta realizar un ‘Plan B’ de aquí a diciembre, por si acaso no llegaran los fondos europeos el año que viene, tal y como ha prometido el presidente. “Estamos tranquilos. No hay preocupación”, insisten desde Moncloa. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el Museo de las Ciencias de Valencia. EFE/Manuel Bruque

Sánchez hace caso a las directrices que ha dado este jueves el comisario europeo de Asuntos Económicos, Paolo Gentiloni, quien señaló que “no debemos trabajar en ningún plan B” contra el veto de Polonia y Hungría. 

Sin embargo, la semana pasada algunos ministros del Ejecutivo de coalición sí se mostraron preocupados al enterarse de la postura de bloqueo de estos países a los presupuestos europeos y solicitaron la creación de algún ‘Plan B’, a modo de previsión, por si las ayudas no llegan a tiempo a España. Con la excusa de que el Gobierno ya ha adelantado, mediante los Presupuestos Generales del Estado (PGE), parte de este dinero. 

Fuentes gubernamentales insisten en que Hungría y Polonia podrían dar su visto bueno a una versión relajada del acuerdo, que plantee menos exigencias y asegure que los fondos serán desembolsados con independencia de cualquier diferencia de criterio con la UE. Sin embargo, este mecanismo también requiere de la aprobación de los Veintisiete, así que el debate de diciembre “podría ser bronco” y “podría demorarse”, explican. 

Calviño promete que no afectará a las inversiones 

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, quitó hierro al asunto esta semana asegurando que el posible retraso, en ningún caso afectará a las inversiones previstas. 

Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos y vicepresidenta del Gobierno

La ministra hizo hincapié en que la emisión de deuda prevista para el año que viene (110.000 millones de euros de emisión neta) está pensada “para cubrir las previsiones de inversión de los Presupuestos”. 

“Iremos adaptando el calendario (de emisiones), igual que hemos hecho este año, a la llegada de los fondos europeos, que yo espero que se produzca lo antes posible”, dijo Calviño. 

El PNV: “Los fondos no llegan hasta primavera”

Quien sí se ha pronunciado en contra de la tranquilidad del Gobierno con la llegada de los fondos es el PNV. La europarlamentaria del PNV, Izaskun Bilbao, piensa que las ayudas a España se retrasarán hasta la primavera del próximo año

“Quizás haya un retraso (en la llegada de los fondos comunitarios), si estos obstáculos no se solucionan rápidamente. El objetivo es que esos recursos estén disponibles desde el primer día del próximo año, pero puede haber un retraso de unos tres o cuatro meses para vencer esos obstáculos, quizás hasta primavera. Esperemos que no, y esta semana va a ser clave”, declaró la eurodiputada del PNV. 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.