Todas las exigencias del nacionalismo para aprobar los Presupuestos de Sánchez

PNV, ERC, Bildu y Junts ponen sobre la mesa traspasos de competencias, garantías de cumplimiento de los PGE o el famoso blindaje del catalán para plataformas como Netflix

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en una imagen de archivo de la reunión en la mesa de diálogo / Jordi Bedmar

Sánchez está en tiempo de descuento para negociar los Presupuestos Generales del Estado (PGE), y necesita del apoyo de al menos dos partidos nacionalistas o independentistas –más la suma de otros minoritarios– para conseguir tirar adelante sus números para el año 2022. ERC y PNV y Bildu, pero también Junts, ponen un elevado precio a su apoyo a las cuentas.

Transferencias pendientes, blindajes de lenguas cooficiales, mejor financiación autonómica, cumplimiento en la ejecución presupuestaria o acercamiento de presos de ETA al País Vasco, son algunas de las peticiones que estos partidos han añadido en su ‘carta a los Reyes’ para entregar a Pedro Sánchez.

Cuotas de catalán en Netflix y HBO

ERC exige al Gobierno una cuota obligatoria del 7,5% de producción audiovisual en catalán en las grandes plataformas, como Netflix o HBO, para permitir la tramitación de los PGE. También, quieren que haya una tasa que financie la producción audiovisual catalana, frente a proyectos que les deje sin alma.

Acercamiento y libertad de los etarras presos

“Estos 200 presos tienen que salir de la cárcel”, aseguró el líder de Bildu, Arnaldo Otegi. La izquierda abertzale propone el retorno y liberación gradual de los encarcelados por pertenecer a la extinta banda terrorista en la negociación por los Presupuestos. El PSOE niega que se vaya a sentar a hablar sobre esta cuestión.

El “AVE Vasco”

Una de las joyas que exige el PNV para apoyar las cuentas de 2022 es la finalización y el traspaso del “TAV vasco” o “Y vasca”, un trazado de alta velocidad que una a las tres capitales de provincia y las conecte con la frontera francesa. Una concesión que los nacionalistas ven indispensable, pese a que la infraestructura no estará prevista hasta como mínimo 2026.

El traspaso integral de Rodalies

Una reivindicación de Junts, que ERC también ha hecho suya. El Govern quiere que todo el servicio de Rodalies de Catalunya -que incluye Cercanías y Media Distancia–, pase a sus manos. Hasta ahora la Generalitat solo dispone de competencias sobre la planificación de horarios, atención al cliente, tarifas, gestión y supervisión general del servicio.

Transferencias pendientes del Estatuto de Gernika

Otro de los supuestos que el PNV quiere desencallar para 2022 son las transferencias pendientes que quedan en el Estauto de Autonomía del País Vasco, conocido como Estatuto de Gernika. Todavía quedan 27 competencias en el texto autonómico que están pendientes de ser transferidas al País Vasco.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban (d), interpela al Gobierno durante una sesión de control en el Congreso de los Diputados. EFE/Emilio Naranjo

Ingreso mínimo vital autónomo en Euskadi

El PNV también exige al Gobierno que le permita administrar de manera autónoma el Ingreso Mínimo Vital (IMV) que actualmente gestiona el Ministerio de Seguridad Social de José Luis Escrivá. Una promesa del Ejecutivo había establecido para octubre de 2020 y que todavía está sin materializar.

Garantías de cumplimiento de los PGE en Cataluña

Una de las exigencias de Junts y ERC. Que el Estado se comprometa a cumplir lo recogido en los presupuestos ante los reiterados “incumplimientos” en las cuentas anteriores. Quieren, además, poder fiscalizar que lo recogido en los PGE se cumpla y tenga recorrido durante el 2022.

Mantenimiento y cogobernanza de los Fondos Covid

Otra de las reivindicaciones de Junts y ERC es que los Fondos Covid se puedan gestionar y decidir descentralizadamente. Una propuesta que también aboga porque este riego de dinero se mantengan más allá del 2022, ante el impacto que la pandemia ha supuesto para la economía.