Nuevo protocolo Covid: las medidas que entran en vigor este lunes

Los positivos de Covid no tendrán que hacer cuarentena si no tienen síntomas graves pero sigue de momento la mascarilla en interiores

Radiografía navideña del Covid: España encara unas fiestas con récord de contagios pero con margen en la UCI. En la imagen, varias personas caminan con mascarillas por la calle Preciados de Madrid este viernes. EFE/ JuanJo Martín

Varias personas caminan con mascarillas por la calle Preciados de Madrid. EFE/ JuanJo Martín

Este mismo lunes comienza una nueva etapa de la pandemia en España. Y es que con la entrada en vigor de la nueva Estrategia de vigilancia y control frente al Covid-19, las autoridades sanitarias han decidido dejar atrás gran parte de las medidas implantadas en estos dos años de «fase aguda» para iniciar la transición con un nuevo protocolo covid a una fase crónica, conocida como de convivencia controlada con el virus.

A partir de ahora el objetivo es dejar de prestar tanta atención a la incidencia total de la enfermedad para fijar el foco en el impacto en las personas vulnerables y el sistema sanitario. Las condiciones que permiten este salto cualitativo son las siguientes: «La disminución observada en la gravedad de los casos notificados, justifica Sanidad» y los altos niveles de vacunación en España, ya que más del 92% de la población española mayor de 12 años ha recibido la pauta completa.

Con este nuevo protocolo covid, ante la sospecha de la enfermedad, sólo se realizará test de diagnóstico a las personas vulnerables -como los mayores de 60 años o los individuos inmunodeprimidos-, quienes tengan relación con ámbitos asistenciales o sociosanitarios, las personas cuya infección requiera ingreso hospitalario o quienes hayan podido estar en contacto con una variante de interés. El resto, los casos leves y asintomáticos no deberán someterse a ninguna prueba.

Tampoco se exigirá, como sí ocurría durante estos dos años, realizar aislamientos y cuarentenas en población general. La nueva recomendación del protocolo covid aconseja en estos casos «extremar las precauciones y reducir todo lo posible las interacciones sociales, utilizando de forma constante la mascarilla y manteniendo una adecuada higiene de manos durante los 10 días posteriores al inicio de síntomas o al diagnóstico en el caso de las personas asintomáticas», señala la nueva norma, que incide en que «se evitará especialmente el contacto con personas vulnerables y la participación en eventos multitudinarios. Siempre que sea posible y en caso de que no sea susceptible de una incapacidad temporal, se recomienda el teletrabajo».

Las nuevas reglas pueden cambiar

Entre las nuevas medidas covid, cabe destacar que únicamente deben evitar acudir a su puesto de trabajo durante los primeros cinco días desde el inicio de los síntomas «las personas que trabajan en ámbitos vulnerables y los trabajadores que prestan apoyo y cuidados a personas vulnerables». Sin embargo, esta nueva estrategia para hacer frente al Covid-19 no contempla, al menos por ahora, la retirada de las mascarillas.

Estas se mantendrán en interiores, es decir, seguirá siendo obligatorio llevarlas en espacios cerrados, las mascarillas se quedan. Las nuevas reglas, no obstante, no son inamovibles.

El faro que guiará una posible vuelta atrás será la presión sobre el sistema sanitario, esto es, la situación que vivan los hospitales. Así lo refleja el nuevo protocolo covid en su documento, que señala que la transición «se realizará cuando todos los indicadores de utilización de servicios asistenciales, se encuentren en nivel de riesgo bajo a nivel nacional y en más de la mitad de las Comunidades». Estos indicadores suponen que la ocupación de camas hospitalarias por pacientes Covid debe ser menor del 5% y los ingresos en UCI por esta enfermedad no deben superar el 10%.

Elena Quesada Torres