Oxford y Astrazeneca podrían vacunar a más personas con menos dosis

El verdadero éxito que arrojan los ensayos clínicos de la vacuna de Oxforz y Astrazeneca es que se necesitarían menos dosis para una mayor eficacia

Una dosis de la vacuna de Covid-19 de la Universidad de Oxford y Astrazeneca, que descubrieron una mayor protección en pacientes de los ensayos clínicos que recibieron dosis menores | EFE/EPA/Oxford/JC

Por tercer lunes consecutivo, la carrera de la vacuna de coronavirus desvela grandes noticias. Y, pese a que los resultados preliminares de los ensayos clínicos de la Universidad de Oxford y la farmacéutica Astrazeneca han arrojado una eficacia media del 70% —inferior al 95% de las de Pfizer y Biontech, y Moderna—, el verdadero posible éxito de sus estudios es que se necesitan menos dosis para que sea más efectiva.

Las vacunas de Moderna y Pfizer-Biontech se administran en dos dosis con un mes de diferencia entre la primera y la segunda dosis.

Por esto, cuando las empresas o los gobiernos dicen que van a comprar equis número de dosis a estas empresas, hay que dividir entre dos para saber a cuántas personas pueden proteger. Así las cosas, 20 millones de dosis, por ejemplo, solo alcanzarían para 10 millones de personas.

Pero Oxford y Astrazeneca no solo probaron su vacuna primero poniendo una dosis y un mes después poniendo la segunda. Sus ensayos clínicos también experimentaron aplicando media dosis al principio y una dosis completa al cabo de un mes. Curiosamente, el experimento con menos dosis arrojó una eficacia del 90%, mientras que la prueba con las dos dosis completas fue eficiente en el 62% de los casos.

Por ello, la eficacia general anunciada este lunes fue del 70%; la cifra promedia los resultados de la dosis y media y de las dos dosis. Pero la aparente mayor protección con una menor dosis al principio ha tomado por sorpresa a los propios investigadores británicos. Andrew Pollard, director del Oxford Vaccine Group, ha dicho en declaraciones a la BBC que esta conclusión es nada menos que “intrigante”, en el mejor de los sentidos.

Oxford: “Es un resultado muy excitante”

Andrew Pollard ha explicado este resultado en el contexto de la distribución de la vacuna: “Cuando damos media dosis como primera dosis, significa que tenemos más vacunas disponibles”. “Y luego, después de la segunda dosis, vemos un 90% de protección. Creo que es un resultado realmente emocionante e intrigante en el que debemos profundizar”, ha añadido.

Es decir, que si el régimen de menor dosis termina siendo el elegido para la vacuna de Oxford y Astrazeneca, “más personas podrían ser vacunadas con un suministro planificado de vacunas”, según Pollard. Así las cosas, las 100 millones de dosis de la vacuna que Reino Unido tiene reservadas inicialmente podrían vacunar a 66,7 millones de personas, no a las 50 millones previstas con el régimen de dos dosis.

La arquitecta de la vacuna, la profesora Sarah Gilbert, meditó que es posible que la vacuna “imite mejor lo que sucede en una infección real”, en el tanto “dar una pequeña cantidad en primer lugar y seguir con una cantidad mayor podría desencadenar la mejor respuesta inmune y de memoria”. Y esto abre dos opciones: “suministrar la mitad o la dosis completa”, sin que ello afecte negativamente la cadena de suministro, según la investigadora.

La otras ventajas de la vacuna de Oxford

A esto se suman otras ventajas de la vacuna desarrollada por los científicos británicos. La tecnología de Oxford es más tradicional que la de Pfizer y Moderna (que basan sus vacunas en nuevos desarrollos tecnológicos), por lo que en principio sería más barata de producir masivamente. Asimismo, esta vacuna puede conservarse a temperatura de frigorífico, a diferencia de la de Pfizer, que debe conservarse a -80 grados Celsius.

De hecho, el precio de mercado de la vacuna de Oxford y Astrazeneca en Reino Unido es de 3 libras (unos 3,4 euros), mientras que las de Moderna y Pfizer-Biotech tienen un importe de 25 y 15 libras, respectivamente (en torno a 28 y 17 euros, respectivamente). Por estas razones, y pese a su eficacia media del 70%, los científicos británicos han transmitido mucho optimismo ante los resultados anunciados este lunes.

“El anuncio de hoy nos acerca un paso más al momento en que podemos usar vacunas para poner fin a la devastación causada” por la Covid-19, ha afirmado la profesora Sarah Gilbert. Astrazeneca dice que fabricará 3.000 millones de dosis para todo el mundo el próximo año, lo que, dependiendo de si se usan dos dosis o una media, podría proteger a entre 2.000 millones y 3.000 millones de personas.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.