Oxford y Astrazeneca prevén que su vacuna sí proteja en casos graves de Covid-19

Los investigadores de la vacuna británica se desmarcan de la carrera de Pfizer y Moderna: presentarán resultados para Navidad

La Universidad de Oxford y la farmacéutica británica Astrazeneca han hallado una respuesta muy positiva de su vacuna de coronavirus en personas mayores, unas de las más afectadas por la pandemia.

“Esperamos que esto signifique que nuestra vacuna ayudará a proteger a algunas de las personas más vulnerables de la sociedad”, ha señalado este jueves Maheshi Ramasamy, coinvestigador principal del Oxford Vaccine Group.

Ramasamy ha recordado que “se necesitarán más investigaciones antes de que podamos estar seguros” de que la vacuna de Covid-19 funciona bien en mayores y en general en casos graves de la enfermedad.

Algunos científicos, como la viróloga española Margarita del Val, han puesto en cuestión los avances de Pfizer y Moderna, señalando que sus vacunas solo son eficaces en casos leves de coronavirus.

Moderna anunció sus resultados preliminares esta semana, indicando una eficacia del 95%. A diferencia de Pfizer, sus datos demográficos fueron más completos, por lo que sabemos que, en sus ensayos clínicos, se detectaron 11 casos severos de Covid-19, todos entre los que tomaron el placebo y no la vacuna. No obstante, los científicos creen que faltan más datos para poder evaluar su impacto en las poblaciones de riesgo.

Respuesta “alentadora” de la vacuna de Oxford

Por ello, investigadoras como Del Val, viróloga del CSIC, advierten de que el éxito de las vacunas “no está garantizado en absoluto” y solo lo estará cuando se inyecten personas de riesgo.

“No estoy nada entusiasmada con la vacuna anunciada por Moderna y Pfizer. No nos garantizan nada. Solo nos van a proteger de la tos o síntomas leves”, ha dicho esta semana en una entrevista con Telecinco.

En ese sentido, el anuncio de Oxford y Astrazeneca de este jueves cobra relevancia, dado que los investigadores han informado de que las personas de más de 70 años, que tienen mayor riesgo de enfermedad severa o muerte por Covid-19, lograron a una fuerte respuesta inmunológica en los ensayos de su vacuna. Las “sólidas respuestas de anticuerpos y células T” son “alentadoras”, ha asegurado Ramasamy.

Oxford y Astrazeneca aún no han concluido la tercera y final fase de sus ensayos clínicos. Ahora intentan confirmar que la vacuna protege contra la infección de coronavirus en un grupo amplio de personas, incluidas aquellas con condiciones de riesgo.

Los resultados de la segunda fase de los ensayos se publicaron el octubre pasado y confirmaron su eficacia en adultos mayores y su supuesta carencia de efectos adversos.

Oxford y Astrazeneca: “No vamos a apresurarnos”

En los últimos diez días, han salido resultados muy positivos de la vacuna de Pfizer y Biontech y la de Moderna. Los responsables de la primera aspiran a solicitar la autorización para el uso de emergencia de la vacuna la próxima semana, mientras que Moderna espera hacer lo propio en las próximas semanas. El aval para el uso de emergencia permitiría ponerlas a circular en breve.

Pero Oxford y Astrazeneca se han bajado de la carrera por poner en la calle cuanto antes las vacunas de Covid-19. Los resultados finales de su último ensayo clínico llegarán para Navidad, han vaticinado este jueves los investigadores británicos, de forma que no se solicitará más pronto que tarde el permiso para uso de emergencia. Es muy temprano para saber qué tan bien funciona la vacuna, han defendido.

“Aún no hemos llegado a ese punto y obviamente no vamos a apresurarnos”, ha explicado a la BBC Andrew Pollard, director del Oxford Vaccine Group. “Nos estamos acercando, y definitivamente será antes de Navidad, según el prograso”, ha añadido, sobre la presentación de los resultados.

“Las otras vacunas son buenas noticias”

Para el mencionado Andrew Pollard, que Pfizer y Moderna hayan publicado resultados tan positivos de sus vacunas solo puede ser una buena noticia, al margen de la competencia entre farmacéuticas para dar con la cura de la pandemia. “Los resultados positivos de los otros desarrolladores significan que es probable que haya múltiples vacunas, lo cual es una gran noticia para el mundo”, dijo este pasado lunes.

Mientras las vacunas de Pfizer y Moderna están basadas en el mRNA (RNA mensajero; es decir, se introduce material genético en el cuerpo con instrucciones para activar la respuesta inmune), la de Oxford y Astrazeneca es una vacuna de vector viral elaborada a partir de una versión debilitada de un virus del resfriado común que se encuentra en los chimpancés.

El enfoque de Oxford y Astrazeneca es similar al de la vacuna Sputnik V de Rusia, cuyos resultados de una eficacia del 92% han sido cuestionados por científicos de otros países. Por tratarse de una tecnología muy diferente a la de Pfizer y Moderna, “aún no sabemos si introducirá la cantidad adecuada de respuesta inmune”, ha explicado la profesora Eleanor Riley de la Universidad de Edimburgo.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.