Pedro Sánchez frena la reforma del Poder Judicial

Pedro Sánchez aparca su propuesta y ofrece a Pablo Casado conversaciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido al PP paralizar su reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para sentarse a negociar con Pablo Casado. Así se lo ha hecho saber desde la tribuna del Congreso durante su última intervención en la moción de censura presentada por Vox. 

Sánchez ha asegurado que está dispuesto a renovar los órganos judiciales con los votos del PP y le ha emplazado a retomar conversaciones.

El anuncio del presidente del Gobierno de frenar la reforma del CGPJ se produce después de que tanto la Comisión Europea como el Consejo de Europa hayan censurado las intenciones de PSOE y de Podemos de imponer una renovación del Poder Judicial suprimiendo la mayoría reforzada (tres quintos de las Cortes) y sustituyéndola por una mayoría absoluta.

«Las reformas de los sistemas judiciales en los Estados miembros deben hacerse siempre en consulta con todas las partes relevantes, incluida la Comisión de Venecia”, dijo Christian Wigand, portavoz del departamento de Justicia de la Comisión Europea.

La iniciativa del Gobierno no solo ha recibido la censura de las autoridades comunitarias, sino también la enérgica protesta de asociaciones de jueces y fiscales, en alerta porque la reforma que PSOE y Podemos llegaron a registrar en el Congreso atenta contra la independencia judicial.

La mano tendida de Sánchez y el problema con Podemos

En la misma línea también ha ofrecido a Casado negociar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con la participación de Ciudadanos, que siguen predispuestos al acuerdo.

Más difícil será que los populares consientan la participación de Podemos en ambos tratos. Desde Génova niegan que vayan a consentir sillones en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para Pablo Iglesias. Tampoco se muestran a favor de arropar reformas como la subida del IRPF a las rentas más altas, que proponen los morados.

Todavía queda mucho camino por recorrer, pero los socialistas aseguran que “el primer paso está dado” con el ‘no’ de Casado a Abascal.

Nuria Val