Podemos acusa a Planas de trabajar en favor de los «lobbies agroalimentarios»

La portavoz de Podemos en Extremadura, Irene de Miguel, coloca al ministro de Agricultura en el centro de las críticas en plena crisis interna por las macrogranjas

El ministro de Agricultura, Luis Planas, en una visita a Bruselas. EFE

La situación del sector de la carne ha despertado una guerra de declaraciones entre los dos socios de la coalición del Gobierno. Unidas Podemos ha aprovechado la polémica por la valoración de Alberto Garzón sobre las macrogranjas para iniciar una ofensiva particular contra el ministro de Agricultura, Luis Planas, al que acusa de favorecer a las grandes empresas del sector.

La portavoz de la formación morada en la Asamblea de Extremadura, Irene de Miguel, ha afeado al ministro socialista que se haya puesto del lado de las grandes corporaciones en el debate político que han despertado las críticas de Garzón. «Es el ministro de los lobbies agroalimentarios más que de las familias agrarias y ganaderas. Ninguna novedad», ha afirmado en Twitter.

Las palabras se producen después de que Planas haya roto su silencio. A pesar de que la polémica sobre la ganadería intensiva se remonta a una entrevista en The Guardian a finales de diciembre, no ha sido hasta ahora cuando el ministro de Agricultura ha realizado un tour por las principales radios y cadenas de televisión para defender la postura de su departamento.

Las asociaciones agrarias aplauden el respaldo de Planas

Planas ha tildado de «bastantes desafortunadas» las declaraciones del ministro de Unidas Podemos y ha advertido sobre el impacto que puede tener para un sector que exporta cada año 58.200 millones de euros al extranjero. Esta defensa le ha valido el aplauso de organizaciones como la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) y ha despertado las críticas entre la formación morada.

El dardo de Irene de Miguel es solo el último capítulo en el enfrentamiento en la coalición con motivo del sector de la carne. Antes ya se habían posicionado otros primeros espadas de Unidas Podemos como Yolanda Díaz o Pablo Echenique para dar un espaldarazo a Garzón y pedir al Partido Socialista que no desestabilice la alianza del Gobierno.

El mensaje más contundente fue el del portavoz de los comunes en el Congreso, Jaume Asens, que acusó a Pedro Sánchez de utilizar la polémica para hacer campaña electoral. «Lamentamos que el presidente esté más preocupado en perder votos en Castilla y León que en defender a los ganaderos frente a las macrogranjas», expuso.