Podemos resucita su meta del ‘sorpasso’ con un plan para ensanchar el partido

La formación morada deja en manos de Yolanda Díaz la búsqueda de alianzas con otras fuerzas políticas para competir con el PSOE

Ione Belarra y Pablo Iglesias participan en la clausura de la Universidad de Otoño de Podemos. EFE/ Chema Moya

Podemos ya habla públicamente de intentar de nuevo superar en votos al Partido Socialista. Después del resultado de las pasadas elecciones que les dejó relegados como la segunda fuerza de la izquierda, la formación morada ha redefinido su estrategia en el ecuador de la legislatura. Ahora pasará por un acercamiento hacia otras formaciones de su mismo espectro político.

Ione Belarra ha verbalizado este cambio en la hoja de ruta, después de los desencuentros que han marcado la ruptura con otras corrientes internas del partido como Más País o los Anticapitalistas. La secretaria general ha dejado el peso de esta nueva fase de apertura en manos de Yolanda Díaz, a pesar de que la vicepresidenta todavía no ha aceptado públicamente ser la próxima candidata.

Debemos trabajar por un espacio político que crezca, que sea más amplio cada vez”, ha afirmado Belarra en la clausura del acto La Universidad de Otoño, al que han asistido las principales cabezas visibles de Podemos.

La líder de la formación ha insistido en la necesidad de “hablar con más fuerzas políticas, con la sociedad civil, con la academia para construir ese frente amplio que nos permita perseguir la primera posición” y ha marcado distancias con el Partido Socialista en la gestión del Gobierno.

Belarra ha aprovechado su intervención para sacar pecho sobre algunas de sus últimas políticas estrella como el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), la Ley de Vivienda, la reforma del Impuesto de Sociedades. “Unidas Podemos es quien está señalándole el rumbo de la dirección del Estado al Partido Socialista”, ha clamado.

La cúpula del partido ha estado arropada por antiguos líderes de la formación como el propio Pablo Iglesias, que ha reaparecido en un gran acto del partido para reivindicar un nuevo proyecto de país liderado por Yolanda Díaz y sustentado en los valores republicanos. “Cuando uno tiene responsabilidades políticas y cargos tiene que medir siempre lo que dice, yo ya no tengo que hacer eso”, ha celebrado.

Podemos persigue la creación de una empresa pública para cada sector estratégico

Además de la estrategia sobre las alianzas políticas, el foro de la Universidad de Otoño también ha permitido adelantar algunas de las claves que marcarán el programa de Podemos en los próximos años. A sus propuestas habituales para derogar la reforma laboral, se suma ahora una nueva meta: crear una empresa pública para cada sector estratégico.

Podemos ya se chocó de frente con el Partido Socialista cuando reivindicó la nacionalización de alguna compañía eléctrica para intentar paliar los efectos de la crisis energética después de un verano marcado por los récords eléctricos en el mercado mayorista de la luz. Ahora, quieren emular esa iniciativa en el área de la farmacia, la banca o las telecomunicaciones.

“Necesitamos una farmacéutica pública para rebajar el gasto sanitario e invertir en los avances que realmente necesita nuestra salud y no en los intereses de las farmacéuticas privadas”, ha remarcado Belarra.

La secretaria general de los morados ha insistido en esta línea como una alternativa a la “invasión de nuestra economía por parte de los fondos de inversión” después de la crisis de la Covid-19. “Debemos frenar este proceso y prohibir que los servicios públicos puedan acabar en manos de estos fondos”, ha añadido.