Podemos tensa la cuerda con Iberdrola tras el acercamiento de Ribera

La formación morada responde a las críticas de "extremismo" de Ignacio Sánchez Galán y presiona al PSOE para que no ceda ante las presiones

La ministra de Igualdad, Irene Montero, participa en la mesa “Crisis del neoliberalismo, extrema derecha y horizonte feminista”. EFE/Fernando Villar

Podemos ha intensificado sus críticas contra las grandes comercializadoras de energía. La formación morada ha reivindicado sus propuestas para intervenir el mercado y limitar los beneficios de las eléctricas, después de que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, haya acordado reunirse con ellas para analizar el impacto de la crisis energética.

Irene Montero ha colocado en el centro de la diana a Iberdrola, una de las compañías que más ha cuestionado los planes del Gobierno para paliar la escalada histórica de precios de la luz. La ministra ha invitado a su presidente, Ignacio Sánchez Galán, a leerse los artículos 28 y 133 de la Constitución, en los que se fijan los límites de la propiedad privada.

“La energía y los suministros básicos son un derecho antes que una herramienta con la que hacer negocio”, ha expuesto la secretaria de Acción de Gobierno de la formación morada en su intervención en la conferencia Crisis del neoliberalismo, extrema derecha y horizonte feminista.

Montero ha cargado contra las “ganancias desmedidas” de las eléctricas, aunque ha aclarado que el objetivo del Gobierno no es impedir que puedan ganar dinero con su actividad, sino asegurarse primero de que el mercado garantiza los suministros básicos a la población como un derecho.

Las críticas de la número dos de Podemos se producen justo después de que Sánchez Galán cargara contra la presencia de Unidas Podemos en la coalición, a la que responsabiliza del último paquete de medidas que ha limitado sus beneficios. “Con extremistas no se puede gobernar”, afirmó en una entrevista en El País.

Montero ha achacado sus declaraciones a la incomodidad que ha provocado la irrupción de nuevas formaciones en el modelo del bipartidismo. “Fijaros que no ha dicho que con corruptos no se puede gobernar, no ha dicho con anticonstitucionalistas no se puede gobernar, no ha dicho con la extrema derecha no se puede gobernar”, ha clamado.

Unidas Podemos aprieta al PSOE para que no ceda ante las eléctricas

Paralelamente, la formación morada también ha iniciado una campaña de presión contra la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera. La decisión de la ministra socialista de convocar a una ronda de contactos a las eléctricas no ha gustado nada a sus socios del Gobierno.

La portavoz de Unidas Podemos, Isa Serra, ha mandado un mensaje a sus socios para que no reculen, después del paquete de medidas extraordinarias que contemplaba un recorte de hasta 3.200 millones de los beneficios de las eléctricas para paliar la escalada de precios de la luz. “No puede ceder a las presiones”, ha afirmado.

No cabe un paso atrás y hay que seguir avanzando para que se intervenga el mercado eléctrico y consiga bajar el precio de la luz”, ha subrayado Serra.