El gobierno de la Generalitat cobra más de lo que fija el presupuesto

El proyecto de presupuestos de la Generalitat que entró esta semana en el parlamento se ha olvidado del aumento salarial del 2%

El sueldo del presidente y de los consejeros de la Generalitat de Cataluña previsto en el proyecto de presupuestos para este 2020 está desfasado. Cobrarán más de lo que se ha consignado.

Según el proyecto de presupuestos de la Generalitat que este miércoles se presentó en el parlamento catalán, el presidente recibirá una retribución anual bruta de 153.235 euros, mientras que la de los consejeros será de 115.517 euros, el mismo importe que han percibido este 2019.

Sin embargo, el proyecto de presupuestos no tiene en cuenta el incremento salarial del 2% que aprobó el Gobierno español para este año y que afecta a todo el personal de la administración pública, incluido el presidente y los consejeros de la Generalitat.

Así, la retribución del presidente se elevará realmente a 156.300 euros, importe que supera en 3.065 euros el que aparece en el proyecto de presupuestos, mientras que los consejeros ingresarán 115.517 euros, que son 2.310 euros más.

Por lo tanto, el proyecto de presupuestos que el vicepresidente económico, Pere Aragonès, entró en el parlamento este miércoles está desactualizado por lo que se refiere a las retribuciones de los altos cargos.

En realidad, los sueldos están desfasados desde hace años porque en los presupuestos de la Generalitat para 2017, los últimos aprobados, se consigna un sueldo para el presidente de 145.470 euros, cuando todos los años ha sido superior. Este 2020 cobrará 10.300 euros más que lo que se fijó en las cuentas del 2017.

El presidente pobre

Las retribuciones del gobierno catalán seguirán siendo muy superiores a las del ejecutivo de Pedro Sánchez. Después de aplicar el incremento del 2%, su salario se situará en 84.845 euros brutos anuales. El de Pablo Iglesias y las otras tres vicepresidentas será de 79.746 euros, mientras que el de los ministros rasos quedará en 74.858 euros.

Sánchez ni siquiera es el cargo mejor pagado de la administración del Estado. Por ejemplo, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, percibirá este año 141.239 euros brutos anuales. Sin embargo, no alcanza los 156.300 que ingresará Quim Torra, como mínimo hasta la celebración de las próximas elecciones catalanas.

Por si acaso, Torra ha dejado atada su retribución como expresidente. El proyecto de presupuestos de la Generalitat para este 2020 contempla una partida de 850.000 euros en asignaciones y pensiones para los expresidentes del gobierno y del parlamento catalán.

La dotación para los expresidentes se ha incrementado en 250.000 euros, por encima del 40%, respecto a los 600.000 euros consignados en el presupuesto de 2017, el último aprobado.