El PSC advierte del “precedente” abierto con la exclusión de Vox en el reparto de senadores

Alicia Romero rechaza la estrategia independentista para aislar a Vox, al considerar que se les otorga mayor protagonismo

La portavoz del PSC, Alicia Romero, en una rueda de prensa en la sede del partido / PSC

La portavoz del PSC, Alicia Romero, en una rueda de prensa en la sede del partido / PSC

La triquiñuela de los grupos independentistas y los comunes para dejar fuera a Vox del reparto de senadores ha generado inquietud en el PSC. La portavoz socialista en el Parlament, Alicia Romero, ha advertido que el “precedente” abierto que hace “retroceder” en el criterio de proporcionalidad.

“Hace no tanto había un grupo que tenía 62 diputados”, recuerda Romero en referencia a los resultados cosechados por CiU en 2010. Los socialistas defienden un único sistema de proporción para repartir, tanto a los senadores por designación territorial como la diputación permanente y la ley D’Hondt.

Los socialistas también han advertido que la fórmula Imperiali defendida por ERC y los demás grupos independentistas no corresponden a la fórmula original, excepto si se aplican una serie de rectificaciones. El cómputo de votos sin cambios en la fórmula matemática –según cálculos de la formación– daría 2 al PSC, 2 a ERC, 2 a Junts, 1 a Vox y 1 a la CUP.

El PSC niega que se desmarque del cordón sanitario a Vox

Romero ha cargado contra los independentistas, a los que ha acusado de actuar de forma distinta en función de la situación, al permitir que Vox sí que tenga representación en las comisiones y en la diputación permanente. El reparto en las comisiones son –por acuerdo de la Junta de Portavoces– de 4 diputados para el PSC, ERC y Junts, y uno para cada uno de los otros.

El PSC también ha negado que se haya desmarcado del “pacto antifascista” rubricado con las formaciones independentistas y los comunes. Romero ha evidenciado las diferencias en la estrategia, y ha insistido en que a Vox se le “combate” a través haciendo política, en lugar de ciertas acciones que ponen en el foco mediático a la formación de Ignacio Garriga.

Con el criterio de la ley D’Hondt, el PSC también salía beneficiado. Los socialistas catalanes conservarían los 3 diputados que ahora les dará la Imperiali calculada por ERC a diferencia de la del resto mayor –la más usada–, que les dejaría en empate a 2 con el PSC y ERC. Además, con este segundo cálculo la CUP tendría un senador por designación territorial.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña