PSOE y Podemos se pelean por apuntarse el tanto de las próximas leyes sociales

Podemos prepara una ley para poner contras las cuerdas a sus socios de Gobierno y que se posicionen sobre la reforma de la mayorías en el Tribunal de Cuentas

Podemos desafía a Ribera al registrar una ley en el Congreso para crear una eléctrica pública. En la imagen, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique da una rueda de prensa este martes en el Congreso de los Diputados. EFE/Juan Carlos Hidalgo

PSOE y Unidas Podemos piden a los suyos antes de irse de vacaciones que perfilen las próximas iniciativas parlamentarias para comenzar con fuerza el nuevo curso.

Según ha podido saber Economía Digital, los socios del Gobierno de coalición trabajan estos días ‘codo con codo’ en algunas propuestas, mientras muestran en privado sus recelos porque ambos pugnan por apuntarse el tanto con la próxima batería de medidas sociales.

Los morados señalan en privado que Sánchez contará con el altavoz de la negociación de los Presupuestos Generales del Estado para 2022 y también en ese campo deben mostrar ese “perfil propio” que impuso Pablo Iglesias con sus reivindicaciones fuera de guion a los medios de comunicación.

La política del ‘no airear los trapos sucios’ de Yolanda Díaz se impone, pero eso no quita que sigan exigiendo la creación de un banco público, una empresa pública de energía o la regulación del precio de los alquileres para dar su apoyo a las cuentas públicas, según explican a ED fuentes del partido.

Subir el tono contra el PSOE

Y es que Unidas Podemos va a subir el tono o así lo están planificando con sus socios de Gobierno de cara a septiembre. Los más críticos que permanecen dentro de la formación piensan que los socialistas ‘les han comido el terreno’ en muchas leyes y propuestas suyas y que por mala comunicación o “no saber venderlas”, señalan, han caído en el medallero de Sánchez.

Como ejemplo siguen manteniendo el “escudo social” y reclaman al Ejecutivo que algunas medidas como la bajada del IVA de la luz del 21% al 10% se queden de manera permanente. Una decisión “muy precipitada”, según afirmó este martes la vicepresidenta para la Transición Energética y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, participa este miércoles en el cuarto de los foros que organizan EFE y la consultora KPMG sobre los fondos europeos, que en esta ocasión estará centrado en el reto de la transición energética, en el Instituto Cervantes, en Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo
La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. Foto: EFE/Juan Carlos Hidalgo

“Queremos una agenda legislativa potente de cara a septiembre”, insiste Echenique a sus diputados y eso pasa también por evitar que tus potenciales enemigos terminen por relegarte como sucede con el partido de Iñigo Errejón. De ahí que los morados ya trabajan sobre una ley para proteger la salud mental.

Arrebatar espacio a Iñigo Errejón

Las intenciones de Podemos es arrebatar este espacio a Más Madrid y también a los socialistas, registrar una ley en septiembre ser los primeros en incluir la salud mental entre los riesgos laborales y consensuarla con Sanidad y el resto de grupos parlamentarios, según avanzan desde la formación.

Asimismo, Echenique ha pedido a sus diputados seguir exhibiendo las banderas de la igualdad y contra la trata para evitar que se las apropien otros y también dilucidar medidas relacionadas con Justicia y el Poder Judicial.

Unidas Podemos se ha quedado descolgado de las negociaciones para renovar los órganos constitucionales y ya piensan poner a Sánchez contra la espada y la pared.

El líder de Más País, Íñigo Errejón, pregunta al Gobierno durante una nueva sesión de control, este miércoles, en el Congreso de los Diputados. EFE/Mariscal
El líder de Más País, Íñigo Errejón, en el Congreso de los Diputados. La comisión de investigación fue impulsada por los partidos políticos Más País-Equo y Compromís. Foto: EFE/Mariscal

Los morados registrarán en el Congreso de los Diputados una proposición para cambiar las mayorías del Tribunal de Cuentas y que los socialistas tengan que posicionarse si a favor de ellos, sus socios de Gobierno e investidura, o favor de seguir pactando estos puestos con el Partido Popular.

Cabe recordar que este mes ya registró una propuesta similar, tanto en Congreso como en Senado, el PDeCat, sin obtener ningún éxito por el momento.

Los morados buscan ponerse a punto para comenzar el curso con fuerza en septiembre de cara a sus socios de Gobierno y también al resto de partidos. Los socialistas, por su parte, seguirán exhibiendo el control de la dirección como hasta ahora con la negociación de los PGE, la renovación de los órganos constitucionales con el PP y la mesa de diálogo con el independentismo.

Unidas Podemos se entera ahora de que llevan meses sin agenda propia y fuera de la del Gobierno, sin presencia en los medios y con pocas medidas que vender. Sin embargo, la mayoría abandona Madrid estos días para poner rumbo a las vacaciones.