Puigdemont solo tiene el apoyo de 1.087 afiliados para su “combate” contra España

JxCat, obsesionada con que el independentismo supere el 50% de los votos, solo logra la participación del 27% de sus bases para avalar su estrategia

La teoría de que el independentismo necesita grandes mayorías para impulsar la secesión hace aguas puertas adentro. El partido de Carles PuigdemontJunts per Catalunya, ha aprobado su estrategia política, basada en “la confrontación” con las instituciones españolas, con el único apoyo de 1.087 afiliados después de conseguir una pobre participación del 27% de sus bases (compuestas por un total de 4.029 militantes).

Estas raquíticas cifras contrastan con la continua apelación de JxCat a los electores para que el independentismo supere el 50% de los votos en las elecciones del 14 de febrero, una mayoría que el secretario general de la formación, el encarcelado Jordi Sànchez, considera “absolutamente necesaria” para que el secesionismo continúe su “combate”.

Los partidos soberanistas se han propuesto superar esta barrera del 50% de los votos sin aclarar qué es lo que la Generalitat va a hacer a continuación con esta mayoría absoluta de sufragios.

Varias encuestas dan más del 50% a Puigdemont, ERC y CUP

Según Sànchez, que este lunes ha acudido a Rac1, la unilateralidad “siempre tiene que estar legitimada por una voluntad mayoritaria respaldada en las urnas”, puesto que esta “pierde fuerza” sin apoyo electoral. Pero no hay más pistas acerca, por ejemplo, de retomar la vía unilateral como en el año 2017.

Varias de las encuestas publicadas hasta ahora consideran que las formaciones independentistas (JxCat, ERC y CUP) están en condiciones de superar por primera vez el 50% de los votos en unas elecciones autonómicas, pero este hito no significa lo mismo para todos.

Según ERC, por ejemplo, esta mayoría no tiene por qué tener una traducción en un proceso unilateral, puesto que su estrategia política es la de seguir buscando una negociación con el Gobierno para impulsar el proceso de autodeterminación en Cataluña.

Puigdemont quiere un plebiscito el 14-F

JxCat, en cambio, es quien más está insistiendo en que el independentismo consiga más del 50 % de votos independentistas, ya que, tal y como dijo el expresident Quim Torra, las elecciones del 14 de febrero deben tener un carácter “plebiscitario”.

Respecto a este carácter plebiscitario, Jordi Sànchez considera que desbordar la barrera del 50% permitiría al independentismo superar una de las cuestiones que se le ha reprochado “constantemente”: su incapacidad para tener de su lado la mayoría absoluta de los votos.

Según Sánchez, superar este 50 % de los votos permitiría a la Generalitat forzar con “propuestas políticas para que finalmente el Estado español escuche y ejerza de Estado democrático”.