El gobierno de Torra abre la puerta al tercer grado para Junqueras

El gobierno de Quim Torra subraya que la secretaría de Medidas Penales puede modificar el segundo grado propuesto inicialmente

La Generalitat podría mejorar los beneficios penitenciarios de Oriol Junqueras y del resto de políticos presos usando como pretexto la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que consideró que el líder de ERC debió ser excarcelado para tomar posesión de su acta como eurodiputado.

En concreto, Junqueras y el resto de reclusos (Carme Forcadell, Jordi Turull, Josep Rull, Dolors Bassa, Joaquim Forn, Raül Romeva, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart) podrían recibir la clasificación como presos de tercer grado que supone, a la práctica, la semilibertad.

Hace apenas dos semanas, las juntas de tratamiento de los centros penitenciarios de Lledoners, Mas d’Enric y Les Basses, donde se encuentran los dirigentes independentistas condenados por el ‘procés’, propusieron aplicar, de entrada, el segundo grado penitenciario a los presos.

Pero la decisión debe pasar todavía por las manos de la secretaría de Medidas Penales, un organismo dependiente del departamento de Justicia de la Generalitat, que está en manos de ERC. Y en última instancia podría ser revocada por el Tribunal Supremo.

A petición de los presos

La portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, fue la encargada de abrir la puerta a la semilibertad de los presos este lunes al término de la reunión semanal del gobierno catalán. “Hay unos profesionales en la secretaría de Medidas Penales que deben evaluar la situación. Y es un hecho evidente que desde que las juntas de tratamiento dieron la clasificación de segundo grado se ha producido una sentencia de la justicia europea y, obviamente, puede haber cambios”, dijo Budó.

El gobierno de Quim Torra demostró así su predisposición a atender las peticiones de los presos, puesto que este mismo fin de semana uno de ellos, el exconseller de la Presidencia Jordi Turull, exigió este grado penitenciario.

“¿Alguien entendería que sea la Generalitat la que diga que Junqueras tiene que estar cerrado a la prisión cuando en Europa le dicen que tiene inmunidad? Que lo haga la Generalitat costaría de entender”, dijo Turull en una entrevista en El Nacional.

Pero Turull no se quedó únicamente en la situación de Junqueras, sino que pidió el tercer grado para todos los políticos presos con independencia de la reacción que puedan tener la Fiscalía o el Supremo. Con respecto a la Generalitat, dijo que espera que clasifique a los presos “por lo que correspondería, y no por el miedo de lo que diga toda la caverna mediática o la fiscalía general”. “Sólo faltaría que eso nos penalice, nos acondicione o nos acompleje”, reclamó.