Reforma CGPJ: Ábalos responde a García Egea y defiende a Podemos y Delgado

El PSOE y Moncloa señalan que negocian con el PP como Gobierno, con Podemos incluido, y defienden que Delgado es fiscal en política, como Enrique López magistrado en el PP.

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, responde al secretario general del PP, Teodoro García Egea, que tanto Unidas Podemos como la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, están incluidos en el acuerdo para renovar los órganos constitucionales.

El popular aseguró este lunes que la formación morada no tendría ningún puesto, ni siquiera está participando en las negociaciones. Algo que los socialistas rechazan: “Estamos negociando como Gobierno”, sentenció Ábalos.

El socialistas, en rueda de prensa, aclaró el mensaje a los medios del PP y señaló que siempre que han negociado con el partido de Pablo Casado lo han hecho como Gobierno de coalición.

En este caso, desde que comenzaron las negociaciones fue el ministro de Justicia del PSOE, Juan Carlos Campo, quien se sentó con el responsable de Justicia y consejero de la Comunidad de Madrid, Enrique López, para articular un pacto que reúna a todas las instituciones, entre las que también se encuentran el CGPJ, el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo y el Consejo de Administración de RTVE.

García Egea señaló este lunes que “Podemos está al margen de cualquier conversación”, mientras que en el PSOE y también fuentes de Moncloa le responden que “se negocia desde el Gobierno”. “El pirómano no puede elegir al bombero“, ironizó García Egea sobre Unidas Podemos.

El líder del PP, Pablo Casado, y el secretario general del PP, Teodoro García Egea. Foto: EFE

“Este es el camino adecuado para renovar las instituciones y fortalecer su independencia”, dijo el popular en una entrevista en Cope. No obstante, la realidad que dibuja el PSOE es totalmente opuesta. “Esta relación no la hemos tenido desde partidos”, hizo hincapié el ministro socialista tras pedir a los conservadores que dejen el “obstruccionismo a la renovación de los órganos constitucionales” y que “se avengan a un acuerdo sin chantajes y sin vetos”.

El dirigente popular también pidió este lunes el cese de la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, al entender que no se debe politizar la Justicia y que eso también forma parte de las tres condiciones del acuerdo de los populares para renovar los órganos constitucionales.

El ministro de Transportes también quiso contestar a García Egea recordando que “Delgado es fiscal de profesión y pasó de la Fiscalía a la política y viceversa”. El socialista pidió “extender esto a todos los casos” y puso como ejemplo a dirigentes del PP que son magistrados y también están en política, en referencia a Enrique López. “Si pedimos cumplir estas cosas, que sean sinceras y no de parte, cuando les venga bien”, respondió Ábalos.

La versión de Unidas Podemos

Tal y como publicó Economía Digital, Unidas Podemos no se mueve de su posición y vuelve a insistir que figurará en los acuerdos para renovar los órganos constitucionales.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados en la sesión de investidura en enero de 2020 / EFE
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados. Foto: EFE

Los morados señalan ahora que ya acordaron durante el verano con Pedro Sánchez la lista de nombres que la formación querría que figurasen conforme a ‘su cuota’ en la elección de los vocales del CGPJ. El propio Iglesias encargó al diputado y líder del PCE, Enrique Santiago, que buscase una lista de magistrados para presentarle al presidente como ‘cuota morada’ en las negociaciones.

Una cuota que se desconoce si existe, si quiera, por el momento pero que, según otras fuentes consultadas, los morados habrían pedido a Sánchez hasta tres vocales.

En principio, las conversaciones iniciales situaban al PP con 9 vocales, los socialistas con 10 y ambas formaciones estaban abiertas a conservar un vocal en manos del PNV. Las conversaciones siguen en marcha y todavía faltan por cerrar muchos nombres, aunque desde Moncloa apuestan por cerrar cuanto antes.