El Rey reclama una conducta “ética” a Juan Carlos I

Felipe VI: "Los principios éticos nos obligan a todos sin excepciones; están por encima de cualquier consideración, incluso de las personales o familiares"

Felipe VI ha reclamado una conducta “ética” a Juan Carlos I en pleno cuestionamiento del rey emérito por sus actividades económicas, después de la reciente regularización de unos 700.000 euros que ha llevado a cabo ante Hacienda.

Durante su tradicional mensaje de Navidad, Felipe VI ha subrayado la necesidad de respetar los “principios morales y éticos”, que, ha dicho, “están por encima de cualquier consideración, de naturaleza que sea, incluso de las personales o las familiares“. El mensaje, inequívocamente, ha ido dirigido a su padre.

“Así lo he entendido yo siempre, en coherencia con mis convicciones, con la forma de entender mis responsabilidades como Jefe de Estado y con el espíritu renovador que inspira mi Reinado desde el primer día”, ha argumentado en su discurso. 

El monarca ha intentado proyectar así una actitud de rectitud moral y distanciarse de las prácticas de Juan Carlos I, cuyo legado se ha visto ensombrecido este año tras las revelaciones sobre su situación fiscal y financiera.

Respeto a la Constitución 

En su discurso, Felipe VI también ha subrayado la vigencia del sistema de convivencia democrático de España.

En un tiempo en el que la pandemia y sus consecuencias económicas y sociales “provocan tanta incertidumbre”, ha expuesto el Rey, “nuestra Constitución nos garantiza nuestro modo de entender la vida, nuestra visión de la sociedad y del ser humano; de su dignidad, de sus derechos y libertades”.

“Una Constitución que todos tenemos el deber de respetar; y que en nuestros días, es el fundamento de nuestra convivencia social y política; y que representa en nuestra historia, un éxito de y para la democracia y la libertad”. 

Felipe VI ha insistido, en este sentido, en que “la unidad, los valores democráticos y el respeto a la pluralidad y a las diferencias y en la capacidad de dialogar y alcanzar acuerdos son principios que no pierden nunca vigencia por el paso de los años”. 

“No bajar la guardia” frente al virus 

Felipe VI, por otra parte, ha pedido “no bajar la guardia” frente al coronavirus. El monarca se ha mostrado convencido de que “la superación de esta enfermedad llegará gracias a la ciencia y a la investigación”.

“Los nuevos tratamientos contra el virus y el desarrollo de las vacunas que están en marcha nos ofrecen ya una gran esperanza”, ha comentado. 

El Rey Felipe VI, en el acto de recuerdo de las víctimas de la Covid-19 / EFE

Su Majestad también ha apelado a la responsabilidad individual que “sigue siendo imprescindible y es un instrumento efectivo de lucha contra el virus. Por ello es tan importante mantenernos prevenidos y no bajar la guardia”, ha advertido.

Siguiendo con la crisis epidemiológica, ha manifestado su gran agradecimiento es para los sanitarios “por su enorme esfuerzo, su extraordinaria profesionalidad y su gran humanidad con los enfermos. “Les pedimos que mantengan todo el ánimo y toda la fortaleza y que sigan cuidando de nuestra salud”, ha dicho.

Evitar una crisis social 

El monarca ha calificado de “problema y reto” la crisis económica y pide “evitar, sobre todo, que derive en crisis social”. Señala, especialmente, a los jóvenes y asegura que hay que evitar que se conviertan en “los perdedores de esta situación”.

“Su nivel de desempleo”, ha señalado y ha añadido que “nuestra juventud merece tener la formación más adecuada” porque “España no puede permitirse tener una generación perdida”. 

Para Felipe VI es “fundamental recuperar nuestra economía” y lanza el mensaje de que es “decisivo fortalecer el tejido empresarial y productivo, industrial y de servicios”. Por ello, también ha realizado un reconocimiento y apoya a las empresas, la protección de los autónomos y comerciantes, “tan golpeados estos meses”, comenta y añade, que serán decisivos para crear empleo. 

“Necesitamos consolidar las bases que nos den un horizonte claro de impulso, estabilidad y confianza económica, que anime la inversión y la creación de puestos de trabajo”, ha resumido el monarca. 

“Un gran esfuerzo nacional”

Felipe VI también ha apelado a realizar “un gran esfuerzo nacional” en el cada uno siga dando lo mejor de sí mismo. El monarca pretendió así insuflar a los ciudadanos aliento mostrando su cercanía y recordando que, a pesar del virus, ha viajado con la Reina por todos los pueblos y ciudades. 

El rey Felipe VI obtiene un respaldo del 74% de los españoles a su gestión / EFE

“Todo eso lo hemos comprobado personalmente la Reina y yo durante este tiempo. En  el  campo y en  la  mar; en los pueblos y en las ciudades; en los mercados, en las fábricas hemos visto el coraje y el nervio de este país. Hemos sentido el pulso de nuestra sociedad que, pese a todo, ha mantenido a España en pie. 

“Los dos tenemos en nuestra memoria la imagen viva de esos miles de ciudadanos que representan a una sociedad que se ha sentido más unida que nunca en su lucha y resistencia frente a una situación tan adversa”, ha dicho.

“Vamos a salir adelante”

Tanto en el principio del discurso como en el final, el Rey quiere insuflar ánimos y fuerza a la sociedad y asegura que “vamos a salir adelante”, aunque, reconoce, que “no va a ser nada fácil superar esta situación, y en cada casa lo sabéis bien”. 

“Con esfuerzo, unión y solidaridad, España saldrá adelante“, señala el monarca, y avanza que este año nuevo vamos a recuperar en lo posible la normalidad “en los lugares de trabajo, en las aulas, en las plazas y en los barrios…”. 

“La situación es grave, pero aún así tenemos que afrontar el futuro con determinación y seguridad en nosotros mismos. Ni el virus ni la crisis económica nos van a doblegar”, ha concluido el monarca.