Rivera añade su nombre al bufete de abogados Martínez-Echevarría

Albert Rivera lidera un despacho de abogados sin olvidarse de la política: el próximo martes presenta un libro en el que ataca a Pedro Sánchez

Albert Rivera preside desde el pasado marzo un despacho de abogados que, ahora, acaba de incorporar el nombre del exlíder de Ciudadanos a su denominación: “Martínez Echevarría & Rivera Abogados”.

Este paso confirma que Rivera no se plantea regresar al primer plano de la política, como mínimo a medio plazo. No obstante, no se olvida de la política. El próximo martes presentará su libro, Un ciudadano Libre (Editorial Espasa), en el que repasa su trayectoria en el partido naranja.

A través de Twitter, Rivera indicó este jueves que abre una “nueva etapa de ilusión en Martínez-Echevarría & Rivera Abogados. Es un honor liderar este equipo de más de 150 abogados y 250 profesionales apasionados por el Derecho y hacerlo en dos países hermanos como España y Portugal”.

Rivera se alió con Martínez-Echevarría en marzo pasado, tras abandonar la política, en calidad de presidente ejecutivo de esta firma legal en España y Portugal. También preside el consejo de administración, en el que se mantienen su fundador, Rafael Martínez Echevarría, y el socio-director, Vicente Morató.

Villegas le sigue como escudero

En esta nueva etapa, Rivera está acompañado por el que fue su número dos en Ciudadanos, José Manuel Villegas, que es el actual vicepresidente de la firma de abogados y director de la oficina de Madrid.

Martínez-Echevarría & Rivera Abogados cuenta con siete delegaciones en España, en Madrid y diversas provincias andaluzas, así como otras siete oficinas en Portugal y dos más en Turquía, en las ciudades de Estambul y Bodrum.

Entre otros clientes, en algunas de las oficinas de esta firma se siguen las demandas de franquiciados de DIA contra la matriz de esta marca de supermercados.

Rivera comparecerá en público el próximo martes, en la Casa América de Madrid, pero no en relación con su faceta de abogado, sino para presentar su libro. En Un ciudadano Libre, Rivera defiende su gestión como líder del partido que se negó a facilitar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. No se ha movido un milímetro de esta posición.

En cambio, su sustituta al frente de Ciudadanos, Inés Arrimadas, se dispone ahora a facilitar que Sánchez apruebe los presupuestos del Estado. Los seguidores más próximos a Rivera han abandonado el partido.