Sánchez e Iglesias obligan a Rajoy a declarar por la ‘Kitchen’

PSOE y Podemos llamarán a la investigación sobre la operación 'Kitchen' a Rajoy, Cospedal y Fernández Díaz, pero discrepan sobre si Casado debe declarar

PSOE y Unidas Podemos han pactado este miércoles activar la investigación parlamentaria de la operación Kitchen y llamar a declarar al Congreso de los Diputados al expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Los partidos del Gobierno de coalición han acordado constituir la comisión de investigación sobre la Kitchen antes de que acabe el año, la cual registraron el pasado 10 de septiembre y fue aprobada con 206 votos afirmativos en el pleno del 1 de octubre, contando con el rechazo del PP y Foro Asturias y la abstención de Vox y Coalición Canaria.

Las formaciones de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias coinciden en la necesidad de que Rajoy declare ante la comisión, toda vez que la supuesta trama policial corrupta del Ministerio de Interior que ordenó el espionaje al extesorero del PP, Luis Bárcenas, tuvo lugar durante los Gobiernos del expresidente.

El exministro del ramo, Jorge Fernández Díaz, y su entonces número dos, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, también están en la lista de comparecientes acordados por PSOE y Podemos, así como la exsecretaria general del PP de Rajoy, María Dolores de Cospedal, y el excomisario José Manuel Villarejo.

Los socios de coalición discrepan respecto de un nombre que Podemos quiere incluir en la lista: el actual presidente del PP, Pablo Casado. El PSOE cree que Casado no tenía responsabilidades, pero Podemos dice que por su cercanía a Cospedal tendría que «explicar» qué ha hecho para «limpiar» al PP.

El PP cree que es un ataque a Rajoy

La comisión de investigación de la trama Kitchen podría echar a andar el 22 o el 29 de diciembre y todavía esté pendiente que los grupos parlamentarios negocien para elegir al presidente y la mesa. Después, PSOE y Podemos abrirán contactos con los partidos para terminar de dar forma a la lista de comparecientes, con la que acordarán por su cuenta como base.

El PP aún no ha decidido quién será su portavoz en la comisión, delicada para el partido. La formación de Pablo Casado cree que la investigación parlamentaria es una excusa para que Sánchez e Iglesias ataquen nuevamente al Gobierno de Rajoy al que defenestraron con la moción de censura de 2018 que llevó al líder socialista por primera vez a la Moncloa.