Sectores del PP rechazan un acuerdo político para renovar el CGPJ

Populares críticos esgrimen que no están cumpliendo las condiciones impuestas, al participar Podemos, y apuestan por esperar y no pactar mientras esté Iglesias.

Un sector del Partido Popular no comprende la necesidad en estos momentos de pactar con el Gobierno de coalición, aunque se trate de la renovación de los órganos constitucionales.

En privado lamentan que las condiciones impuestas a los socialistas “no se están cumpliendo” y, además, señalan que se pusieron de parte de los jueces con los nombramientos ‘a dedo’ por los políticos y también llevaron las propuestas de Sánchez e Iglesias a Bruselas.

“Podemos esperar” y “no ha lugar”, son los comentarios que realizan en privado ante una estrategia “poco clara” por parte de la dirección del partido.

Críticos hay en todos los partidos y en el PP, más que críticos, se llaman “dolidos”. No entienden la estrategia de Casado y les ‘hierve’ la sangre cuando el presidente lanza en sus discursos que “juegan a dos bandos” o que “dan bandazos”. “El PP primero dice una cosa y luego hace otra”, señaló este viernes Pedro Sánchez para explicar el fracaso en la negociación para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Pero lo cierto, según estos críticos, es que para establecer una estrategia “primero hay que mirar de dónde venimos” y las fuentes consultadas apuntan a que tras el fracaso en las primeras negociaciones, los populares se lanzaron a apoyar a los jueces.

El líder del PP, Pablo Casado, y el secretario general del PP, Teodoro García Egea. Foto: EFE

Casado anunció una propuesta para reformar el sistema y que los jueces puedan elegir a los jueces. Un punto que se encuentra recogido entre las premisas que exigen ahora al Gobierno de coalición en las negociaciones.

Sin embargo y desde el primer momento, se negaron a incluir a Podemos. No entendieron las palabras de su secretario general, Teodoro García Egea, de asegurar que no se estaba negociando con ellos, cuando media hora después Moncloa y Podemos les desmintieron. “Error de Teodoro”, señalan.

Más tarde, el pacto para renovar el Consejo de Administración de RTVE desvelaría la cuota de Podemos dentro del organismo. Tal y como publicó ED, los populares están teniendo problemas para justificar su discurso con el apoyo a Sánchez.

Tras el fracaso en esta segunda ronda, el partido se muestra dividido en cuanto a seguir negociando. En la dirección, en un primer momento, dieron por “roto” el acuerdo, tras no concretar ninguna fecha para seguir negociando con los socialistas. Mientras otros apuestan por volver a la mesa “por respeto y deber constitucional”.

Los de Sánchez ya estiran de la cuerda asegurando que seguirán adelante con la reforma registrada por la coalición para modificar las mayorías y así dejarles fuera de esta ecuación. Una advertencia que la mayoría de populares pasa por alto porque “la Comisión Europea los vigila de cerca”. Las mismas fuentes críticas recuerdan que Casado se comprometió a llevar el asunto ante la justicia europea, si Sánchez diera luz verde a esta medida.

Ahora miran con recelo en qué puede terminar esto e insisten en que “no nos beneficia el acercamiento, mientras esté Podemos dentro del Gobierno”. El escollo siguen siendo los morados y piden, en voz baja, seguir esperando a que la propia coalición se ‘dinamite’ sola.