Twitter permitió que ‘matar a Abascal’ se propagara durante horas

La etiqueta #mataraAbascal nunca superó los 10.000 mensajes y salió de la lista de tendencias poco antes de publicarse un tuit de denuncia de Vox

El pasado sábado 9 de mayo, el hashtag #mataraAbascal se coló en las tendencias de Twitter en España durante unas seis horas, entre las 15.00 y las 21.00 horas, una cantidad de tiempo inusual para este tipo de mensajes. No fue hasta la noche cuando desapareció de la lista de temas populares de la red social, poco antes antes de que, a las 23.49 horas del mismo sábado, Vox publicara un tuit de denuncia en el que acusó a la plataforma de haber “tolerado que sea tendencia toda la tarde” este “mensaje de odio”, como lo califica la formación.

Este lunes, el partido de Santiago Abascal anunció que demandará a Twitter por permitir que aflorara esta “amenaza contra la vida” de su líder. La red social aún no ha respondido a sus acusaciones ni ha atendido las consultas de Economía Digital al respecto. En la lista de normas de la plataforma digital, la primera regla es: “No puedes hacer amenazas violentas contra una persona o un grupo de personas”, prohibiéndose también “la glorificación de la violencia”. (Actualización, 13/05/2020, 20.00hTwitter respondió las preguntas remitiéndose a sus reglas ya publicadas en la web.)

La primera vez que #mataraAbascal apareció en la lista de tendencias de Twitter en España fue el sábado a las 15.00 horas, cuando ocupaba el puesto número 28 del top 50 de temas populares en la red social. A las 16.00 horas ya era la décima etiqueta más viral del sitio, escalando consecutivamente hasta lograr el puesto número dos de la lista, sobre las 20.00 horas, antes de desaparecer del listado a las 21.00 horas. El hashtag nunca llegó a superar los 10.000 tuits ni se colocó en el primer lugar de tendencias.

Así consta en el historial de tendencias de Twitter en España de getdaytrends.com. Sus datos también permiten trazar paralelismos entre el ascenso de la etiqueta en la lista de tendencias y algunos de los tuits más populares que se hicieron eco de la frase “matar a Abascal”. Por ejemplo, a partir de las 17.00 horas del mismo sábado el hashtag incrementó su visibilidad, poco después de que un mensaje a favor de Abascal (ver abajo), que criticaba precisamente la etiqueta, se hiciera con cientos de retuits y ‘me gusta’.

Captura de pantalla 2020 05 11 a las 16.20.28
Un usuario escribe “matar a Abascal” para criticar la etiqueta contra el líder Vox. El hashtag alcanzaría después su pico de popularidad

Tendencias en España vs “tendencias para ti”

La forma en la que Twitter recoge las tendencias del momento puede ser confusa para muchos usuarios. Incluso el tuit de denuncia que Vox publicó casi a la medianoche del sábado evidencia que la etiqueta #mataraAbascal no era realmente tan popular, pues se había usado en menos de 2.000 tuits. Para ponerlo en perspectiva, el domingo surgió el hashtag #GraciasAbascal, de apoyo al líder de Vox, que estuvo en la cima de las tendencias de Twitter durante el doble de horas y contando con más de 100.000 mensajes.

Durante la tarde del sábado, cuando muchos usuarios empezaron a denunciar la etiqueta, compartieron pantallazos de la misma en la lista de ‘tendencias para ti‘, que no es lo mismo que ‘tendencias en España’. Las tendencias personalizadas “se determinan mediante un algoritmo” de acuerdo con “las cuentas que sigues, tus intereses y tu ubicación”, explica Twitter en su web. “Este algoritmo identifica los temas que gozan de popularidad en un momento dado” y no los que “han sido populares durante un tiempo”.

Así las cosas, lo más probable es que a los usuarios les apareciera como sugerencia #mataraAbascal primero en la lista de ‘tendencias para tí’, y que la misma discusión que generó el asunto elevara la etiqueta a las ‘tendencias en España’, que no son personalizadas sino un recuento global de los asuntos de los que más se está hablando en un determinado lugar. El número de tuits de un hashtag o un tema “es solo uno de los factores que el algoritmo tiene en cuenta” para localizar tendencias, según la red social.

Captura de pantalla 2020 05 11 a las 18.35.34
Evolución de la etiqueta #mataraAbascal el 9 de mayo de 2020, según datos de getdaytrends.com

Otro factor que influye en que un asunto se convierta en tendencia en Twitter, además de la cantidad de tuits, es quién habla de ellos; es decir, una cuenta con muchos seguidores y compartidos puede disparar un tema a la cima de la popularidad en minutos. Por ello, es común que en la lista de tendencias los primeros lugares los ocupen etiquetas con menos tuits que otras del podio, y por ello mensajes como el compartido anteriormente pudieron ayudar a multiplicar la visibilidad de #mataraAbascal.

En todo caso, el citado hashtag se mantuvo en la lista de ‘tendencias en España’ durante unas seis horas, pese a que Twitter afirma que su objetivo es que “las tendencias sirvan para promover discusiones constructivas en Twitter” y que, por tanto, “a veces, podemos impedir que determinado contenido se incluya en las tendencias”. Para eliminar de las tendencias contenidos destructivos se valoran características como blasfemias, incitación al odio o bien incumplimiento de las reglas de la red social.

La historia de #muerteaAbascal

Presuntamente, el controvertido hashtag por el que Vox denunciará a Twitter nació de un juego. La usuaria @desubicadaTV —cuyo perfil es ahora privado y con quien este medio no ha logrado comunicarse— publicó el viernes 8 de mayo, a las 16.13 horas, el siguiente mensaje, que contiene una imagen en la que, según mes de nacimiento, primera letra del nombre y último dígito del número de teléfono ofrece la ‘respuesta’ a la pregunta de “¿qué es lo primero que harás al acabar la cuarentena?”.

EXl 2xyWAAEzthB
El juego de Twitter que presuntamente dio vida a #mataraAbascal

Puede observarse que un usuario nacido en octubre, cuyo nombre empieza con la letra R, S o T, y cuyo último dígito del número de teléfono es 1, podría haber respondido al juego con la frase “matar a Abascal con mascarilla”. También son posibles combinaciones como “besar a Fernando Simón en Wuhan” o “casarme con Alfonso Merlos en un prado verde”. La historia que cuentan muchos usuarios de la red social es que “matar a Abascal” fue una respuesta muy repetida y que por eso se empezó a popularizar.

Si bien seguidores de Vox y Abascal rechazan esta teoría, sí que es cierto que otras combinaciones derivadas del juego publicado por @desubicadaTV también alcanzaron cierta popularidad el sábado por la tarde. Por ejemplo, cuando “matar a Abascal” era la tendencia número 28 de Twitter en España, a las 15.00 horas, le superaban en popularidad “besar a Fernando Simón” (número 17) y “casarme con Alfonso Merlos” (número 27). Estas frases fueron tendencia a lo largo del día, siempre con menos de 10.000 tuits.

Las dudas sobre la censura en las redes sociales a las que aluden desde Vox de unas semanas para acá son difíciles de comprobar. Cabe preguntarse, por ejemplo, sobre la etiqueta #GraciasAbascal, lanzada este domingo 10 de mayo, que a las 9.00 horas era ya la tercera en lista de tendencias en España y que una hora después, coincidiendo con un mensaje de Abascal en la red social, ya ocupaba el primer lugar, pese a la “censura” de la que su partido ha acusado a la plataforma.

El hashtag favorable a Abascal permaneció al menos 12 horas en la lista y llegó a tener más de 110.000 mensajes, al menos 11 veces más de repercusión que la etiqueta sobre la muerte del líder de Vox, en el doble de tiempo.

¿Censura en internet?

La denuncia que Vox presentará contra la multinacional estadounidense, cuya red social es utilizada por en torno a la mitad de los usuarios de internet en España, ha surgido no solo después del polémico hashtag en el que se especulaba con la muerte de Abascal. El presidente del partido también acusó el 22 de abril al Gobierno de Pedro Sánchez de ordenar a los cuerpos de seguridad que “vigilen a la oposición” en las redes sociales, tras anunciar el Ejecutivo esfuerzos para combatir bulos en línea.

La guerra de bulos, desinformación y calumnias en las redes sociales ha sido uno de los asuntos más señalados durante el confinamiento por el coronavirus, albergando no solo dudas sobre una censura perpetuada desde las altas esferas políticas, sino también acusaciones de uso de bots y troles por parte de los partidos para liderar la conversación en torno a la crisis sanitaria en las redes sociales.

Poca información al respecto ha sido clarificadora hasta ahora, pero ninguna formación política escapa las sospechas de un uso cuestionable de las redes sociales.