La vacuna de Moderna tiene una eficacia del 95%

La compañía estadounidense se posiciona como la más eficaz en la carrera internacional para el lanzamiento de un antígeno contra la Covid-19

La farmacéutica estadounidense Moderna ha comunicado que su prototipo de la vacuna contra el coronavirus ha demostrado una eficacia del 94,5% en los ensayos clínicos con humanos, cuatro puntos más que el porcentaje comprobado por la compañía Pfizer, su principal rival en la carrera por suministrar un antígeno a nivel internacional.

Los desarrolladores han llevado a cabo las pruebas sobre un total de 30.000 personas voluntarias. A la mitad se les ha inyectado la vacuna, mientras que el resto han recibido un placebo. Únicamente 95 individuos han desarrollado una infección con síntomas después de haber participado en los ensayos, de los cuales 90 formaban parte del grupo que no ha recibido el fármaco real.

La compañía ha comunicado los resultados a la prensa pero todavía no ha hecho público el estudio completo con todas las fases de investigación. Esos datos ya están siendo revisados de forma acelerada por los reguladores sanitarios internacionales con el objetivo de dar luz verde a la comercialización de la vacuna si todo es correcto. El mismo punto en el que se encuentran los prototipos de Pfizer o de la Universidad de Oxford y Astrazeneca.

Moderna lidera la carrera internacional de la vacuna

Moderna ha protagonizado una gran pugna con Pfizer desde el inicio de la pandemia por convertirse en el principal suministrador de la vacuna de la Covid-19 en Estados Unidos. El objetivo del presidente Donald Trump era tener listos los resultados antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, pero ninguna de las compañías los presentó en esa fecha.

La principal ventaja del prototipo de Moderna es la diversidad en las edades de los participantes de los ensayos. En las pruebas se han sumado 7.000 personas de más de 65 años, además de otros 5.000 individuos que tenían patologías graves que incrementan el riesgo de sufrir síntomas graves de la enfermedad.

Sin embargo, el gran hándicap con el que se han encontrado ha sido la dificultad para encontrar voluntarios que reflejen la distribución de las minorías étnicas. Apenas un 7% de los voluntarios eran negros, a pesar de que representan al 13% de la población real de Estados Unidos.

Moderna desembarcará en Europa de la mano de una empresa española

La compañía tiene previsto llegar a producir entre 500 y 1.000 millones de dosis de su vacuna a lo largo del año 2021. Un volumen parecido al de Pfizer que se ha comprometido a llegar hasta las 1.200 unidades. Unas cifras que alimentan el optimismo entre las grandes potencias mundiales para inmunizar a su población.

La Unión Europea todavía no ha cerrado ningún acuerdo de comercialización con los desarrolladores, pero la eficiencia del 94,5% hace pensar que los líderes de la Comisión Europea tratarán de cerrar una compra, como han hecho con los prototipos de Sanofi, Astrazeneca, Johnson & Johnson o Pfizer.

Moderna desembarcará en el viejo continente de la mano de una compañía española. El laboratorio Rovi de Madrid uno de los que ha estado trabajando codo con codo con la farmacéutica estadounidense para tratar de fabricar y distribuir en Europa su antígeno. 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.