Vox se querella contra Grande-Marlaska por el cese de Pérez de los Cobos

Consideran que el Gobierno ha cometido ilegalidades y piden la dimisión del ministro de Interior

El coronel de la Guardia Civil y coordinador del operativo policial del 1-O, Diego Pérez de los Cobos.

Vox ha anunciado este jueves que se ha querellado contra el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, por cometer presuntos delitos de prevaricación, represalias y obstrucción a la justicia al cesar al jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid, el coronel Diego Pérez de los Cobos, un cese que anuló la Audiencia Nacional.

La formación que dirige Santiago Abascal ha anunciado a través de un comunicado que en esta querella también se demanda al secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez y la directora de la Guardia Civil, María Gámez. Además, también han pedido la dimisión del ministro, cosa que ya hicieron tanto el PP como Cs.

Para el juez Celestino Salgado, el motivo del cese fue la pérdida de confianza en de los Cobos por no haber informado al Gobierno del desarrollo de la investigación que Guardia Civil y Policía Judicial llevan contra el que era el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, una investigación que sigue abierta en el marco del caso 8M. Ahora, ocupa el cargo de presidente del Consejo Superior de Deportes.

Las investigaciones del caso 8M se enmarcan en el contexto de la autorización de concentraciones multitudinarias, entre ellas la marcha feminista del 8 de marzo, al inicio de la pandemia.

Acusan al Gobierno de Sánchez de cometer ilegalidades

A tenor de esta investigación, Vox ya presentó una querella el año pasado, que fue archivada “por no constituir delito ni aportar prueba suficiente”.

Desde la formación de ultraderecha creen que el cese fue “inmotivado, arbitrario” y, además, tuvo relación directa con “la petición de realización una actividad abiertamente ilegal”. Así, acusan al Gobierno de haber cesado a Pérez de los Cobos por no avenirse “a acometer un acto manifiestamente ilegal solicitada desde las más altas instancias del Ministerio”.

Este fallo judicial “supone el reconocimiento expreso de la comisión del delito, del que resulta responsable Grande-Marlaska, del que se afirma que se constata la vinculación de los intereses ministeriales con un proceder arbitrario, con evidente desviación de poder, y, además, mentir públicamente, a la vista de las manifestaciones realizadas desde mayo de 2020”, afirman desde Vox.