El co-fundador de Apple, Steve Jobs, durante la presentación de uno de los modelos del iPhone. EFE/ED/archivo

Diez años del experimento de Apple que sorprendió hasta a Steve Jobs

stop

La App Store nació en 2008, un año después del primer iPhone. Su éxito se cuenta solo, pese al escepticismo inicial de Steve Jobs

Alessandro Solís

Economía Digital

El co-fundador de Apple, Steve Jobs, durante la presentación de uno de los modelos del iPhone. EFE/ED/archivo

Barcelona, 30 de julio de 2018 (04:55 CET)

Cuando el iPhone debutó en el mercado, sólo era posible usar las propias apps de Apple. El fundador y consejero delegado de la tecnológica en ese entonces, Steve Jobs, no consideró la posibilidad de que el software de terceros funcionase en su privilegiado dispositivo. Hasta que los desarrolladores probaron lo contrario.

No habían pasado muchos meses desde el lanzamiento del primer iPhone cuando los desarrolladores ya habían inventado maneras para colarse en el smartphone, pese al esfuerzo de Apple por "trabar" el dispositivo para prohibir el ingreso de otros expertos en software.

De no haber sido por los desarrolladores rebeldes que buscaron su camino a la corteza del iPhone, quizá hoy la compañía no estaría celebrando el décimo aniversario de su ahora mundialmente famosa App Store, la tienda de aplicaciones de Apple que empezó con 500 productos y que ahora tiene más de 2,1 millones.

La App Store de Apple, un riesgo en el que Steve Jobs no creía

"Nunca esperamos que esto fuera tan grande. La industria del móvil nunca ha visto algo como esto. Para ser honesto, tampoco la industria del ordenador". Esta frase resume la sorpresa de un Steve Jobs totalmente alucinado tras ver los primeros resultados de la App Store.

El inventor del iPhone concedió una entrevista a The Wall Street Journal poco después del lanzamiento de la App Store, justamente para comentar el crecimiento inesperado que mostraba el experimento.

Jobs jamás imaginó, por ejemplo, que se vendieran más apps que las canciones que se vendieron durante los primeros años de la tienda de música iTunes, cuando el iPod todavía era más popular que los smartphones.

Steve Jobs: "¿Quién sabe? El mercado de las apps tal vez se valorará en 1.000 millones de dólares en algún momento"

"Ahora tenemos más de 1.500 aplicaciones en la App Store. Pensábamos que la corriente comenzaría a ralentizarse por parte de los desarrolladores, pero se está acelerando", contó en aquella conversación. Jobs pensó en muchas cosas, pero por alguna razón no vaticinó una nueva economía basada en las apps hasta que la vio de frente.

Y cuando finalmente se imaginó ese escenario, lo subestimó. "¿Quién sabe? Tal vez será un mercado de 1.000 millones de dólares en algún momento", dijo. En 2016, el valor del mercado de las apps se cifró en más de 88.000 millones de dólares; en 2020 se espera que llegue a 189.000 millones.

"Eso no sucede muy a menudo: que se abra un nuevo mercado de miles de millones de dólares", agregó. En aquel momento, Apple se encaminaba a ganar unos 360 millones de dólares anuales solo por la App Store, a lo que Jobs no supo decir más que: "¡Nunca había visto algo así en mi carrera de software!".

La App Store supera con creces las expectativas del inventor del iPhone

La App Store generó más de 38.500 millones de dólares en 2017, el 34% más que en 2016. Los desarrolladores de software a los que Jobs inicialmente quería dejar fuera de la ecuación han ganado más de 100.000 millones gracias a la tienda.

Como dijo el fundador de Apple hace una década, cuando esta historia apenas se empezaba a escribir, "la realidad ha excedido todas nuestras predicciones".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad