Steve Jobs y Bill Gates en una conferencia. Foto: David Geller/CC0
stop

Los dos pioneros de los gadgets modernos tenían una relación que iba de aliados a rivales y a veces hasta rozaba la amistad

18 de mayo de 2018 (13:00 CET)

Bill Gates y Steve Jobs nunca se llevaron bien del todo. A lo largo más de 30 años, ambos pasaron de ser cautelosos aliados a resentidos rivales incluso llegando a ser algo similar a amigos (a veces eran las tres cosas a la vez).

Parece improbable que Apple llegara a estar donde está hoy en día sin Microsoft y vicecersa. Así fue la relación entre Jobs y Gates, según relataba Walter Isaacson en la biografía de Jobs.

Los innovadores no siempre fueron enemigos; al principio Microsoft proveía software para el popular Apple II PC, y Gates viajaba a menudo a Cupertino para ver en qué estaba trabajando Apple.

El ordenador Apple II de Steve Jobs. Foto: CC0/Apple

El ordenador Apple II de Steve Jobs. Foto: CC0/Apple

A principios de los 80 Jobs viajó a Washington para ofrecerle a Gates la posibilidad de fabricar software Microsoft para el ordenador Apple Macintosh, con una revolucionaria interfaz gráfica de usuario.

Gates no estaba muy impresionado con lo que a su parecer era una plataforma limitada, ni con la actitud de Jobs.

"Fue una visita algo extraña y seductora en la que Steve estaba diciendo realmente no te necesitamos, estamos haciendo esta cosa fantástica y está encubierto. Está en el modo ventas de Steve Jobs, pero también el modo vendedor que dice 'No te necesito, pero tal vez te deje involucrarte' ", dijo Gates posteriormente. 

Fuente: Fortune

Steve Jobs (Apple) y Bill Gates (Microsoft) en una reunión en los años 90. Foto: CC0

Steve Jobs (Apple) y Bill Gates (Microsoft) en una reunión en los años 90. Foto: CC0

Aún así, Gates apareció junto a Jobs en un vídeo de 1983 proyectado para los empelados de Apple antes del lanzamiento del Macintosh. En ese vídeo, Gates halaga el Mac, diciendo que "realmente capta la imaginación de las personas".

Microsoft y Apple trabajaron juntos los primeros años del Macintosh. En un punto, Gates bromeó con que tenía a más gente trabajando en el Mac que Jobs.

Fuente: Yahoo

Bill Gates en Ámsterdam. Foto: Kees de Vos/CC0

Bill Gates en Ámsterdam. Foto: Kees de Vos/CC0

Su relación, ya algo inestable, se rompió cuando Microsoft anunció la primera versión de Windows en 1985.

Jobs, furioso, acusó a Gates y Microsoft de plagiar al Macintosh. Pero a Gates le dio igual; sabía que las interfaces gráficas serían algo grande, y no creía que Apple tuviera exclusividad sobre la idea.

Además, Gates sabía perfectamente que Apple cogió la idea de la interfaz gráfica de Xerox Parc Labs, una institución de investigación que ambos admiraban.

Una tablet de Microsoft. Foto: CC0

Una tablet de Microsoft. Foto: CC0

Cuando Jobs acusó a Gates de robarle la idea, respondió: "Bueno, Steve, creo que hay otra manera de verlo. Creo que es más como que ambos teníamos un vecino rico llamado Xerox y yo me colé en su casa para robarle la televisión y me encontré con que tu ya lo habías robado".

A partir de ese momento ambos fundadores actuaban sin escrúpulos. "Nos plagiaron completamente, porque Gates no tiene vergüenza", dijo Jobs una vez.

A lo que Gates respondió: "Si cree eso realmente ha entrado en una de sus fases de realidad distorsionada":

Jobs dijo que Gates era un carca, demasiado centrado en los negocios. "Sería un tío más abierto si se le hubiera caído alguna vez ácido o se hubiera ido a un áshram de joven".

Steve Jobs, de Apple. Foto: Matthew Yohe/CC0

Steve Jobs, de Apple. Foto: Matthew Yohe/CC0

Gates creía que Jobs era "fundamentalmente extraño" y "extrañamente defectuoso como ser humano"

Gates admiraba el talento de Jobs con el diseño: "Nunca supo mucho sobre tecnología, pero tenía un increíble instinto para saber qué funcionaba"

En 1985 Jobs dejó Apple para empezar su propia empresa de ordenadores, NeXT. Pero el hecho de que Jobs ya no trabajara para el mayor competidor de Microsoft no mejoró las relaciones entre ambos.

Jobs pensaba que si NeXT perdía y Microsoft Windows ganaba "vamos a entrar en años oscuros de computación durante al menos 20 años", le dijo a Playboy en 1985.

Fuente: The Telegraph

Presentación del Windows 95 de Bill Gates. Foto: CC0

Presentación del Windows 95 de Bill Gates. Foto: CC0

Aún así, Windows estaba ganando. A finales de los 80 estaba claro que Microsoft era imparable en el área de los PC.

Adelantamos hasta 1996 cuando Jobs apareció en un documental de PBS llamado Triumph of the Nerds e hizo pedazos a Gates y Microsoft diciendo que fabricaban "productos de tercera gama".

Jobs prosiguió hablando de Microsoft en el mismo documental: "El único problema de Microsoft es que no tienen gusto. No tienen gusto alguno. Y no me refiero a detalles específicos, sino a en general. No piensan en ideas originales y no le dan cultura a sus productos".

A finales de los 90 Apple estaba a punto de hundirse. Cuando el por aquel entonces consejero delegado de Apple, Gil Amelio, decidió comprar NeXT en 1996 para traer a Jobs de vuelta a Apple, Gates le intentó desconvencer.

Gates le dijo esto a Amelio: "Conozco su tecnología, no es más que un UNIX recalentado, y nunca podrás hacer que funcione en tus máquinas. ¿No entiendes que Steve no sabe nada de tecnología? Simplemente es un fantástico vendedor. No me puedo creer que vayas a tomar una decisión tan estúpida...No sabe nada de ingeniería, y un 99% de lo que piensa está mal. ¿Para qué cojones vas a comprar esa basura?"

Steve Jobs y Bill Gates prueban un iPhone en una cena. Foto: Kay Kim/CC0

Steve Jobs y Bill Gates prueban un iPhone en una cena. Foto: Kay Kim/CC0

En 1997 Jobs ya era CEO de Apple. En su primera keynote de Macworld anunció que había aceptado una inversión de Microsoft para mantener vivo a Apple. Gates apareció en una pantalla gigante. El público abucheó. 

Gates claramente admiraba a Jobs, pese a que no siempre estaban de acuerdo. Cuando Apple presentó iTunes, Gates envió un email a la plantilla de Microsoft que decía "La habilidad de Steve Jobs de centrarse en unas pocas cosas que importan, conseguir a gente que entienda bien la interfaz de usuario, y vender cosas como si fueran revolucionarias son cosas asombrosas".

Cuando Apple presentó el iPod en 2001 Gates envió otro email: "Creo que necesitamos un plan para demostrar que, pese a que Jobs nos ha pillado algo desprevenidos de nuevo, podemos actuar rápido para hacer las cosas mejor".

Un móvil iPhone de Apple, la empresa de Steve Jobs. Foto: CC0

Un móvil iPhone de Apple, la empresa de Steve Jobs. Foto: CC0

Pero Jobs seguía siendo bastante crítico con Microsoft, especialmente después de que Steve Ballmer ocupara el puesto de Bill Gates como CEO en el 2000.

"Claramente han perdido su dominio. Se han hecho mayormente irrelevantes [...] No creo que nadie cambie en Microsoft mientras Ballmer esté al mando", dijo Jobs en una ocasión.

En cambio, Gates creía que el éxito de Apple tras el lanzamiento del iPhone era atribuible a Jobs, y no a la filosofía "cerrada" de Apple.

"El enfoque integrado funciona bien cuando Steve está al mano. Pero no significa que triunfe en varias rondas en el futuro", dijo Gates.

Y Gates no estaba muy impresionado con el iPad. "No es como si me sentara y me sintiera de la misma manera como con el iPhone, cuando pensaba "Oh Dios, Microsoft no apuntó suficientemente alto".

Fuente: CBS MoneyWatch

Bill Gates en el World Economic Forum. Foto: CC0

Bill Gates en el World Economic Forum. Foto: CC0

Pero Jobs tampoco admiraba mucho el ecosistema de Windows: "Claro, su modelo fragmentado funcionó, pero no hizo productos realmente buenos. Produjo productos de mierda".

Jobs ni siquiera tuvo  compasión cuando Gates decidió dejar Microsoft en 2006 para centrarse más en su fundación.

"Bill básicamente carece de imaginación y nunca ha inventado nada, motivo por el que está más cómodo ahora en la filantropía que en la tecnología", dijo Jobs.

Aún así, de manera peculiar ambos hombres claramente se respetaban. Cuando ambos se sentaron juntos sobre el escenario en 2007 en la conferencia AllThingsD Gates dijo, "Daría mucho por tener el gusto de Steve".

Y Jobs una vez dijo, "Le admiro por la compañía que ha creado - es impresionante - y disfruté trabajando con él. Es inteligente y en realidad tiene un buen sentido del humor.

Después de que falleciera Jobs, Gates dijo, "Respeto a Steve, pudimos trabajar juntos. Nos incitábamos mutuamente, incluso como competidores. Nada [de lo que dijo] me molesta en absoluto".

Fuente: Yahoo

El funeral de Steve Jobs. Foto: CC0

El funeral de Steve Jobs. Foto: CC0

En definitiva, ambos crearon un legado: Jobs llevó a Apple a ser lo que ahora es la compañía más valiosa del mundo, mientras que Gates es de los hombres más ricos del mundo.

Como nota final, una vez Bill Gates y su compañero Neil Konzen se quedaron hasta las 4 am para escribir el primer juego de ordenador de la historia, Donkey.BAS - un simple juego que consistía en evitar burros con un coche. Apple creía que el juego era "bochornoso" para Gates.

Uno de los primeros empleados de Apple, el influyente Andy Hertzfeld, una vez escribió que Donkey.BAS era el "juego más vergonzoso", diciendo que "el concepto del juego era tan malo como los gráficos inacabados que empleaba".

Prosiguió para decir:

"Nos sorprendió ver que los comentarios en la parte superior del juego orgullosamente nombraba a los autores: Bill Gates y Neil Konzen. Neil era un hacker, un adolescente inteligente que conocía por su trabajo para el Apple II (quien después sería el líder técnico de Microsoft en el proyecto del Mac) pero estábamos alucinando con que un juego tan malo estuviera creado por el cofundador de Microsoft, y que realmente quisiera atribuírselo en los comentarios".

Noticia original de Business Insider España. Autora: Christiane Drummond

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad