Estación de metro china
stop

Según la autoridades de Pekín un sistema de identificación biométrica contribuiría a reducir la congestión de viajeros.

20 de junio de 2018 (18:43 CET)

La incorporación de sistemas de identificación biométrica prevista en principio para este año por el Metro de Pekín incluye escáneres para las palmas de las manos y para el reconocimiento facial, según China Daily.

Estos sistemas librarían a los pasajeros de la necesidad de detenerse en los tornos de acceso para pasar la tarjeta o el móvil, evitando la congestión especialmente en las horas punta. "Los viajeros sólo tienen que poner la mano sobre el escáner y el coste del billete se descontará de su saldo", explican en Digital Trends.

El metro de Pekín presta servicio a unos 10 millones de viajeros cada día

En caso del reconocimiento facial los pasajeros ni siquiera necesitan pasar la mano por el escáner: las numerosas cámaras de vigilancia identificarán a los viajeros mientras acceden al interior del metro. Este sistema elimina además la posibilidad de ‘colarse’ en el metro.

El metro de Pekín presta servicio a unos 10 millones de viajeros cada día, seis veces más que el Metro de Madrid y diez veces más que el Metro de Barcelona.

Preocupación por el exceso de vigilancia

Según China Daily los escáneres de mano ya están en uso en el metro de Shanghai. También los sistemas de reconocimiento facial son cada día más comunes en China, donde se utiliza con diferentes propósitos: vigilancia, identificación y control social e incluso con fines comerciales, según The Wall Street Journal.

Esto no quita que "la cantidad de vigilancia que requerirán tanto el reconocimiento facial como los escáneres de palma de la mano pueda hacer que algunas personas se sientan incómodas", dicen en Digital Trends. "Incluso aunque los ciudadanos chinos estén más acostumbrados a todo tipo de sistemas de vigilancia."

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad