La inteligencia artificial transformará por completo la industria sanitaria, según Morgan Stanley. Foto: Top Doctors.
stop

Las tecnológicas desplazarán a los proveedores tradicionales del sector y la inteligencia artificial aplicada a la sanidad crecerá a un ritmo del 40% anual

Economía Digital

La inteligencia artificial transformará por completo la industria sanitaria, según Morgan Stanley. Foto: Top Doctors.

Barcelona, 29 de marzo de 2019 (12:25 CET)

La implementación de la inteligencia artificial y otros avances tecnológicos traerá prosperidad al sector salud a la vez que supondrá una alteración del modelo de negocio, amén de las soluciones que dará a la sociedad. Morgan Stanley avisa que el crecimiento anual de la tecnología sanitaria durante el próximo lustro será del 40%, pasando de un valor de mercado de 1.300 millones de dólares en la actualidad a 10.000 millones en 2024.

La entidad financiera estadounidense dice a los inversores que las grandes empresas y proveedores de equipos de tecnología sanitaria y de inteligencia artificial pueden presentar buenas oportunidades. De igual manera, advierte de la posibilidad de una ruptura de gigantes del sector tecnológico en la sanidad que desplazarán proveedores tradicionales del mercado al ofrecer servicios mediante métodos novedosos o no tradicionales.

Un ejemplo de esto es la irrupción de Apple en la sanidad, poniendo sus gadgets como el Apple Watch al servicio de los pacientes. De hecho, los productos de Apple ya están aprobados en Europa para realizar electrocardiogramas y dar seguimiento a posibles enfermedades del corazón y el sistema nervioso, produciendo reportes homologados que pueden dar información relevante a los médicos para realizar sus diagnósticos.

La implementación exitosa de la inteligencia artificial en la industria de la salud puede aumentar la productividad, reducir los costos de tratamiento e impulsar el crecimiento de toda la cadena de valor de la asistencia sanitaria, añade el departamento de investigación de Morgan Stanley en un informe sobre la transformación de la tecnología y los servicios médicos. Y esta afirmación aplica a "todo el espectro sanitario".

Diagnóstico y equipo sanitario: las áreas de mayor potencial para la inteligencia artificial

Solo por mencionar algunas revelaciones del último año, la inteligencia artificial ya puede vaticinar cuándo morirá un paciente, predecir el alzhéimer seis años antes del diagnóstico, distinguir entre tipos de cáncer pulmonar, detectar síntomas de depresión y vencer a algunos de los mejores médicos en el diagnóstico de tumores. Y una startup británica dice que su inteligencia artificial supera con creces las pruebas que deben pasar los médicos.

Muchos de estos avances tienen que ver con imágenes de diagnóstico que con la inteligencia artificial dan mejores resultados que los vistos en el pasado. Este sector del diagnóstico empoderado con sistemas de aprendizaje automático es uno en los que habrá mayor crecimiento, dice Morgan Stanley. "La inteligencia artificial médica tiene un gran potencial, desde el manejo de la diálisis (...) hasta la detección temprana de enfermedades".

No obstante, este potencial de crecimiento "depende de la potencia y el diseño de la propia inteligencia artificial". Esto, porque "los plazos para la adopción de la tecnología sanitaria habilitada por la inteligencia artificial probablemente estarán determinados por los beneficios económicos tangibles del producto y la facilidad de uso e integración en los flujos de trabajo existentes", explicó el analista de la firma Michael Jungling.

Morgan Stanley apunta en su informe las áreas que muestran la mejor promesa para la inteligencia artificial: equipos de diagnóstico por imágenes, radioterapia y equipamiento sanitario, porque "pueden ofrecer las mejores perspectivas para impulsar el crecimiento y la rentabilidad de la industria, reducir los costos y mejorar la productividad de los hospitales". Además, necesitan poca capacitación porque son fáciles de usar.

Eso sí, la inteligencia artificial no se podrá aplicar a todas las necesidades de la tecnología sanitaria. El informe afirma que las especialidades, como ortopedia o cuidado crónico, son más difíciles de suplir con esta tecnología o pueden no ser tan lucrativos como otras áreas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad