La lluvia de meteoros se producirá a entre 60 y 80 km de altitud. Fotografía: ALE.

En 2020 podrás contratar estrellas fugaces producidas de forma artificial

stop

Una start-up japonesa ofrecerá la primera lluvia de meteoros artificiales lanzando pequeñas esferas desde un satélite

Madrid, 20 de julio de 2018 (13:43 CET)

Cuando una partícula de polvo estelar o un pequeño asteroide entra en la atmósfera terrestre a gran velocidad se quema y se enciende debido a la fricción con el aire dejando una estela de luz en el cielo que generalmente se conoce como ‘estrella fugaz‘ o lluvia de meteoros cuando la concentración de estrellas fugaces es alta. 

Ese fenómeno natural es el que una compañía japonesa aspira a recrear de forma artificial.

Cómo producir, en teoría, una lluvia de meteoros artificial

Para lograrlo ha desarrollado dos satélites artificiales de pequeñas dimensiones cargado cada uno de ellos con 400 pequeñas esferas, cada una de dos centímetros de diámetro, que volarán al espacio el año que viene en 2019.

Cuando las esferas se lancen hacia la atmósfera sufrirán el mismo efecto que los asteroides: se incendiarán debido al calor causado por la fricción con el aire produciendo el mismo efecto de estrella fugaz.

Las estrellas fugaces artificiales se producirán a una altitud de entre 60 y 80 km

Las esferas están compuestas de diferentes elementos químicos (litio, potasio, rubidio, cesio, calcio,...) dependiendo del color que se quiera dar a la estrella fugaz, aunque "la fórmula química de los compuestos de las esferas es un secreto muy bien guardado", según PhysOrg.

Un espectáculo de luz visible en 200 kilómetros a la redonda

Las estrellas fugaces artificiales se producirán a una altitud de entre 60 y 80 kilómetros y será visible desde tierra en un área de 200 kilómetros de radio, "una superficie 400 veces mayor que la que cubren visualmente los fuegos artificiales convencionales, que explotan a 500 metros de altitud", según la compañía japonesa Ale.

La primera lluvia de meteoros artificial se producirá sobre Hirosima a principios de 2020

La compañía contempla la posibilidad de que los propios satélites, dirigidos contra la tierra, también produzcan un espectáculo de luz de mayores dimensiones. Si todo va según lo previsto Ale dice estar lista para producir la primera lluvia de meteoros artificial del mundo en un espectáculo que tendrá lugar sobre Hiroshima, a principios de 2020.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad