Pedro Sánchez saluda a Donald Trump. EFE

Donald Trump mete a Pedro Sánchez en la guerra contra Huawei

stop

Primera represalia por la tasa Google de Sánchez: EEUU amenaza con dejar de compartir información de inteligencia si España sigue casada con Huawei

Barcelona, 20 de febrero de 2020 (19:53 CET)

Donald Trump ha amenazado con cobrarse la dependencia de España a Huawei y la llamada tasa Google que el Gobierno puso en marcha esta semana.

El gobierno estadounidese ya mueve ficha para presionar al Ejecutivo de Pedro Sánchez para que entre en su pugna con Huawei, parte de su guerra comercial contra la potencia asiática. Y lo ha hecho a modo de amenaza: si España mantiene sus vínculos con la tecnológica china, Estados Unidos no compartirá información de sus servicios de seguridad.

Ha sido en un encuentro en la embajada estadounidense en Madrid donde el secretario de estado adjunto de la Casa Blanca, Robert L. Strayer, ha dicho: "No compartiremos información de nuestros servicios de inteligencia con aquellos países que tengan en sus redes de telecomunicaciones cualquier componente de compañías como Huawei o ZTE".

España todavía tiene equipos de ambas empresas chinas. Telefónica, Orange y Vodafone tienen contratos con Huawei; Orange también trabaja con ZTE. Las tecnológicas han sido vetadas por Trump tras acusaciones de que son puentes de espionaje del gobierno chino. "No basta con que los operadores trabajen con Huawei fuera del core de su red de telecomunicaciones", ha insistido Strayer.

"No podemos poner nuestra información importante en riesgo de ser accedida por el Partido Comunista chino", ha argumentado el diplomático estadounidense, que ha puesto el peso de la decisión en Sánchez: "No deberían ser las operadoras de telecomunicaciones las que realizan estas decisiones importantes de seguridad nacional, deberían ser los gobiernos".

¿Venganza por la tasa Google?

Las amenazas de la Casa Blanca a Moncloa llegan apenas un día después de que el gobierno de Trump avisara a España que, si impone la tasa Google, "tomaremos medidas para defender nuestros intereses". El impuesto a las grandes tecnológicas aprobado en consejo de ministros el martes es una promesa de Sánchez desde hace más de un año, pero no se puso en marcha hasta ahora.

Un portavoz de la embajada estadounidense en Madrid aseguró, en declaraciones recogidas por El Mundo, que EEUU no se quedará de brazos cruzados ante la tasa Google porque "rechaza impuestos unilaterales sobre los servicios digitales". En Francia, el gobierno tuvo que aplazar el impuesto ante la presión de Trump, que anunció aranceles.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad