EEUU 'evitó' juzgar a Google por monopolio y abuso de poder

stop

Un informe de Competencia, oculto durante tres años, proponía abrir uno de los mayores casos antimonopolio de la historia

El vicepresidente de Google, Sundar Pinchai.

en Barcelona, 20 de marzo de 2015 (10:10 CET)

Google estuvo cerca de vivir en sus carnes un calvario similar al de Microsoft, juzgado en Estados Unidos por prácticas anticompetitivas. Un informe de la Comisión Federal de Comercio norteamericana detectó en 2012 que las "conductas de Google han provocado y provocarán un daño real a los consumidores y a la innovación en los mercados de motores de búsqueda y publicidad en línea". Dichas conductas tenían como objetivo preservar su posición dominante en el mercado. Hay de todo, desde utilizar ilegalmente contenido de operadores como Amazon o TripAdvisor, hasta bloquear a Bing (Microsoft) o Yahoo, que utilizan otros motores de búsqueda.

El informe del organismo que vela por la libre competencia en Estados Unidos ha estado oculto durante tres años y, de hecho, nunca debería haber visto la luz. The Wall Street Journal tuvo acceso a parte del documento de 160 páginas por una solicitud de apertura de archivos realizada a la Comisión Federal de Comercio (FTC). El texto se filtró por error. Un año después de este estudio, que recomendaba demandar a Google por monopolio y abuso de poder, la propia FTC daba por cerrada la investigación a la compañía. El gigante tecnológico solo tuvo que aceptar algunos cambios en sus prácticas, pero salvó la investigación sin mayor trastorno. Por el contrario, una demanda, como recomendaba el informe previo, hubiera abierto uno de los mayores procesos antimonopolio de la historia.

Eran conclusiones "erróneas"

¿Cómo se explica este cambio en las conclusiones de la FTC respecto a Google? La revelación del informe de 2012 ha levantado enormes suspicacias en Estados Unidos, no en vano, Google fue el segundo donante corporativo de campaña para la reelección del presidente Barack Obama.

Kent Walker, director legal de la compañía, insistió en que "después de una exhaustiva revisión de 19 meses, que cubre nueve millones de páginas de documentos y muchas horas de testimonio, el personal y los cinco comisionados de la FTC estuvieron de acuerdo en que no era necesario tomar ninguna medida respecto de cómo clasificamos y mostramos los resultados de búsqueda en línea. Las especulaciones sobre el posible daño al consumidor resultaron completamente erróneas", zanjó.

Desde la Casa Blanca el discurso es el esperado, reiterando la independencia del organismo.

El abuso de poder en tres prácticas

El informe crítico destacaba tres prácticas de Google que le permitían preservar su posición dominante en el mercado. La compañía tomó ilegalmente contenido de sitios web rivales como Yelp, TripAdvisor y Amazon para mejorar sus propios sitios web. El documento citó un caso en que Google copió el ránking de ventas de Amazon para clasificar sus propios artículos, así como también comentarios y valoraciones de los visitantes de Amazon.

Cuando los competidores pidieron a Google que dejara de utilizar su contenido, Google amenazó con sacarlos de su motor de búsqueda.

Control de los competidores

El FTC también argumentaba que Google también violó la ley antimonopolio cuando impuso restricciones a sitios que sindican sus resultados en motores de búsqueda rivales como Bing, de Microsoft, y Yahoo.

Además, habría restringido la capacidad de los anunciantes de utilizar en plataformas rivales los datos obtenidos en sus campañas publicitarias en Google.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad