El cofundador de Apple, Steve Wozniak. Efe.

El cofundador de Apple no ve claro el futuro de los coches autónomos

stop

A pesar de tener un coche eléctrico de Tesla, Steve Wozniak cree que no llegará a ver los vehículos que se conducen por sí solos

Madrid, 28 de octubre de 2019 (17:27 CET)

La llegada de los coches autónomos, aquellos que se conducen sin necesidad de un conductor humano, podría estar más lejos de que lo que el magnate sudafricano Elon Musk lleva afirmando durante años. El fundador de Tesla afirmó en febrero que 2020 podría ser el año en el que llegaría el primer modelo al mercado, pero la fecha se acerca y la compañía de Silicon Valley no ha vuelto a pronunciarse al respecto. Además, las dudas que ha mostrado Steve Wozniak, cofundador de Apple, alejan un poco más la idea de una conducción completamente autónoma. 

El informático estadounidense "ha dado un paso atrás" para abandonar esa idea. "Lo había comprado totalmente hace un par de años, pero he renunciado a ese pensamiento", afirmó Wozniak en el JD Power Auto Revolution, uno de los salones del automóvil más importantes de Estados Unidos, celebrado la semana pasada. 

Wozniak, de 60 años, no cree que llegue a ver "en su vida" el nivel 5 -sobre 5- de conducción autónoma. De hecho, el ingeniero considera que la tecnología que Musk prometió -en un primer momento, para 2025- no llegará ni siquiera a corto plazo.

En su opinión, "nada es lo suficientemente predecible mientras que una persona no se pueda hacer cargo" del vehículo. "Siempre tienes que estar listo para tomar el control", añadió el considerado como uno de los genios de la infromática moderna gracias a su contribución en Apple. 

Una relación de "amor-odio" con Tesla

Wozniak tampoco tuvo reparos en criticar a la compañía de Silicon Valley. El ingeniero de Apple reconoce tener en propiedad uno de los coches completamente eléctricos de Tesla, además de un Hummer -una de las marcas más icónicas de Estados Unidos- pero dice sentirse "engañado, muchas veces" por la firma de Musk en el terreno de la conducción semiautónoma.

"Todavía me gusta Tesla, aunque me gustaría que el aire acondicionada funcionara mejor. Se tarda 10 minutos en desempañar el parabrisas", confesó Wozniak a caballo entre la sinceridad y la broma. 

"Tesla tiene supercargadores ubicados estratégicamente", expuso el cofundador de Apple. "La carga y los vehículos eléctricos en sí mismos son igualmente importantes, algunos dirían que los cargadores incluso más. De los primeros seis supercargadores de Tesla, cinco estaban entre la casa de Elon (Musk) y la fábrica de California", aseguró Wozniak, criticando que el magnate sudafricano priorizara su propio beneficio al del resto de sus usuarios. 

Además, en referencia a los accidentes que en los últimos meses han salpicado el nivel de autonomía conseguido por la compañía californiana, Wozniak los considera un fallo importante. "Tesla ha demostrado cuántos errores puede cometer y que el conductor más tonto no haría", afirmó el que fuera número dos de Apple. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad