La directora gerente del FMI, Christine Lagarde/EFE
stop

Christine Lagarde avisa a los ministros del G20 de los riesgos del dominio de las tecnológicas en un escenario de transformación económica

Barcelona, 09 de junio de 2019 (18:48 CET)

Los peligros de la irrupción de las tecnológicas han sido foco de atención en el simposio del G20 este fin de semana en Japón. Primero, los ministros de finanzas se coordinaron para apretar a las multinacionales tecnológicas con un impuesto basado en su negocio en cada mercado, y después el Fondo Monetario Internacional (FMI) lanzó una advertencia.

La directora gerente de la organización, Christine Lagarde, avisó a los ministros de las 20 mayores potencias mundiales de que el dominio total de las tecnológicas en algunos servicios financieros que marcarán la nueva economía comportará un riesgo extraordinario para la estabilidad y la eficiencia del sistema financiero mundial.

Unas cuantas empresas con acceso al big data y a la inteligencia artificial pueden acabar dirigiendo por su cuenta todo el sector de los pagos móviles y acuerdos de liquidación, a juicio del FMI. "Es probable que una gran interrupción del panorama financiero provenga de las grandes empresas de tecnología", advirtió Lagarde.

FMI: las tecnológicas representan un "desafío sistémico único"

Empresas como Google y Facebook se han fijado el objetivo de dominar el sector de los pagos digitales. El imperio de Mark Zuckerberg, de hecho, tiene planes para presentar su propia criptomoneda, similar a bitcoin, para que los usuarios de sus redes sociales y el servicio de chat Whatsapp puedan realizar pagos online a través de sus aplicaciones.

Estas tecnológicas "utilizarán sus enormes bases de usuarios y sus recursos para ofrecer productos financieros basados en el big data y la inteligencia artificial", dijo la directora del FMI en el simposio del G20. "Esto presenta un desafío sistémico único para la estabilidad y eficiencia financiera", agregó, según declaraciones recogidas por la BBC.

China es ejemplo de lo que puede ocurrir en este escenario, afirmó Lagarde. "En los últimos cinco años, el crecimiento de la tecnología en China ha sido extremadamente exitoso y ha permitido que millones de nuevos participantes se beneficiaran del acceso a productos financieros y la creación de empleos de alta calidad, pero también ha llevado a dos empresas a controlar más del 90% del mercado de pagos móviles", comentó.

El cerco a las tecnológicas este fin de semana en el encuentro de poderosos ministros en Japón también tuvo como objeto de debate el sistema de tributación de empresas como Google, Amazon y Facebook, que para el foro se antoja anticuado, por lo que los ministros se mostraron de acuerdo en que paguen impuestos según la "presencia económica significativa" en cada país.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad