Oficinas de Amazon en Nueva York. La empresa sería una de las afectadas por la propuesta del G20 de apretar a las tecnológicas. Foto: EFE/JL

El G20 se coordina para apretar a las multinacionales tecnológicas

stop

Los países del G20 dan luz verde a la propuesta de un impuesto a las tecnológicas basado en su negocio en cada mercado y no en la ubicación de sus sedes

Alessandro Solís

Economía Digital

Oficinas de Amazon en Nueva York. La empresa sería una de las afectadas por la propuesta del G20 de apretar a las tecnológicas. Foto: EFE/JL

Barcelona, 08 de junio de 2019 (12:48 CET)

La "tasa Google" toma fuerza entre las potencias mundiales. Los ministros de Finanzas del G20 apoyan la propuesta de la Organización de la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que pasa por modificar las leyes actuales que establecen que los gigantes digitales tributen allí donde tienen sede física.

En lugar del escenario actual, los países del G20 apuestan por una medida similar a que ya está en pie en Francia y Reino Unido. Se trata de un impuesto a nivel doméstico que toma en cuenta la base de usuarios de estas empresas en cada país, y no necesariamente la ubicación de sus sedes.

Multinacionales tecnológicas como Google, Amazon y Facebook tributan basadas en un modelo antiguo que les permite elegir como sede fiscal territorios con baja carga impositiva pese a que éstos supongan una pequeña fracción de sus operaciones. La idea es que lo hagan según la "presencia económica significativa" en cada país.

Los ministros debatieron la iniciativa en u simposio celebrado en Japón, y los países del G20 se mostraron partidarios de crear un nuevo modelo impositivo coordinado y adaptado a la economía digital. Los representantes apoyaron implementar medidas fiscales basadas en las cifras de negocio y el volumen de usuarios en cada mercado.

El G20 también busca evitar la "competencia fiscal" entre naciones

Los ministros de Francia y Reino Unido comentaron que retirarán sus medidas locales cuando se acuerde un marco multinacional para los servicios digitales, y el ministro japonés resaltó que se busca "una solución basada en el consenso para afrontar el impacto de la digitalización en el sistema tributario internacional".

Además de acabar con la tributación en función de donde tengan presencia física las empresas, la medida tendrá el objetivo de evitar la "competencia fiscal" entre naciones, avanzó el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. La idea es conceder "más derechos fiscales" a los países y por lo tanto más recaudación para sus arcas públicas, agregó.

La propuesta del G20 da un respiro a la Comisión Europea, que propuso una "tasa Google" a nivel comunitario que no prosperó por la oposición de Irlanda y Luxemburgo, sedes en la UE de Facebook y Amazon gracias a su atractivo fiscal. La Comisión confía ahora en que la medida gane tracción en el grupo del G20 y se instaure a nivel mundial.

El titular del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, destacó el "fuerte consenso" que ya existe en torno a la medida, y pidió "resolver los tecnicismos pendientes" para que la propuesta salga adelante "con toda la urgencia posible", informó Efe.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad