El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa el 26 de enero de 2019, en la Moncloa. Foto: EFE/VL
stop

Bruselas asume que no se aprobará el impuesto a los servicios digitales en Europa por el rechazo de Suecia, Dinamarca, Irlanda y Finlandia

Madrid, 12 de marzo de 2019 (11:51 CET)

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha dado por seguro que el impuesto a los gigantes digitales a nivel europeo no saldrá adelante. Esto se debe a la oposición de países como Suecia, Dinamarca, Irlanda y Finlandia. Así, el equivalente comunitario a la conocida como Tasa Google de Pedro Sánchez quedará en agua de borrajas.

"Creo que es bastante probable que no tengamos un acuerdo a Veintiocho", aseguró el francés a su llegada a la reunión de ministros de Finanzas de la UE (Ecofin), en la que deben tomar la decisión de seguir intentando aprobar este gravamen o fiar su futuro a las conversaciones en el seno de la OCDE.

La iniciativa, al ser una reforma fiscal necesita el visto bueno de todas las capitales del bloque comunitario, pero cuenta con la oposición de Estocolmo, Dublín y Copenhague. A estas se ha sumado también Finlandia.

Bruselas quiere crear un impuesto del 3% sobre la facturación de las multinacionales digitales

La idea es crear un impuesto del 3% sobre la facturación de las multinacionales digitales con unos ingresos que superen los 750 millones en todo el mundo y los 50 millones en el bloque comunitario. En particular, la tasa temporal gravaría los ingresos generados por actividades en las que los usuarios juegan un "papel importante" en la creación de valor.

Pese a la oposición de estos cuatro países, Moscovici no retirará la propuesta legislativa de la Comisión Europa porque considera que es "una base de trabajo tanto a nivel internacional como nacional". Con este tributo la CE aboga por ajustar su sistema fiscal a la nueva realidad digital.

Así, Moscovici celebra que "la gran mayoría" de los socios comunitarios estén "comprometidos", algo que calificó como un "paso adelante" que da cuenta de la necesidad de "avanzar". "Avanzar quiere decir que hay que trabajar a nivel de la OCDE, pero también no abandonar el marco de la UE", comenta.

Tasa Google de Sánchez

En España, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aprobó la Tasa Google a través de un decreto ley en Consejo de Ministros en enero. Sin embargo, este impuesto sobre los servicios digitales aún no ha entrado en vigor, ya que tiene que ser tramitado en la Cámara Baja y en el Senado y no será efectivo hasta un periodo de tres meses después de ser aprobado en el Congreso.

Así, el Ejecutivo de Sánchez necesita aún mayoría parlamentaria para poder sacar adelante la Tasa Google. Por lo que se espera que este tributo y el impuesto sobre las transacciones financieras (conocido como Tasa Tobin), no se aprueben hasta septiembre.

Además, el Ejecutivo se encuentra en perdiodo preelectoral despúes de que convocara elecciones anticipadas, que se celebrarán el 28 de abril, al no conseguir aprobar su proyecto de presupuestos para 2019.

El Ministerio de Hacienda preveía recaudar con la Tasa Google unos 1.200 millones de euros con el objetivo de utilizar estos fondos para hacer frente al mayor gasto de sus presupuestos, principalmente el de las pensiones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad