¿Es la tecnología el enemigo? Peligran cinco millones de empleos

stop

Los avances tecnológicos podrían acabar con algunos puestos de trabajo actuales, al mismo tiempo que crearían otros nuevos

Un robot humanoide "Asimo" de la compañía japonesa Honda / EFE

Portland (EEUU), 18 de enero de 2016 (21:51 CET)

¿Recuerdan la canción Video killed the radio star? "Y ahora nos encontramos en un estudio abandonado. Oímos la reproducción y parece que hace tanto tiempo", dice la canción en referencia a la amenaza que podía suponer el vídeo.


Ahora, más de tres década después la amenaza ya no es el vídeo, son las nuevas tecnologías y los avances que cambiarán la forma de entender el mundo, la economía y también el mercado laboral.

Los tiempos han cambiado y la tecnología ha evolucionado a un ritmo vertiginoso. Hasta ahora, se ha seguido este ritmo y los ciudadanos han entendido las nuevas exigencias y se han adaptado, en la medida de lo posible, a estos nuevos tiempos.

Pero, ¿llegará un momento en el algunos trabajos ya no serán compatibles con estos avances? Según un informe del Foro Económico Mundial (World Economic Forum), nos hallamos en el comienzo de una cuarta revolución industrial en la que peligran cinco millones de empleos.

"Los avances en campos como la genética, la inteligencia artificial, la robótica, la nanotecnología, la impresión 3D y de biotecnología, por nombrar unos pocos, sentarán las bases de una revolución más amplia y global que cualquiera que hayamos visto jamás", explica.

¿Escasos de talento? 

El informe señala los importantes retos que plantean los avances tecnológicos y cómo industrias enteras se ajustan a estos cambios y la mayoría de los empleos están experimentando una transformación fundamental.

"Mientras algunos trabajos se ven amenazados, otros crecen rápidamente. Los empleos existentes también están pasando por un cambio de las habilidades necesarias para realizarlos. En general, se prevén más puestos de trabajo en varios sectores. Sin embargo, también es verdad que la necesidad de más talento en ciertas categorías, va acompañada de una alta inestabilidad", añade.

Mayor formación y re-entrenamiento

Pero, ¿conseguirán las empresas ese talento que necesitan? Para evitar esta situación, el informe insiste en que "es fundamental que las empresas tomen un papel activo en el apoyo a sus plantillas actuales a través de un re-entrenamiento".

Si no se consigue esta implicación por parte de las empresas y los gobiernos, se estima que de aquí a 2020, se podrían perder más de cinco millones de puestos de trabajo. En concreto, están en peligro 7,1 millones de empleos, pero al mismo tiempo se espera que se puedan crear unos dos millones. Con lo que la pérdida neta sería de 5,1 millones de puestos de trabajo.

Los administrativos están en peligro

Los empleos que se varían más amenazados serían, en su mayoría, son los más administrativos y de servicio al cliente, ya que la tecnología permitirá monitorizar este servicio en línea. Sin olvidarse también de los trabajos relacionados con cadenas de producción que podrían agilizarse y mecanizarse gracias a la tecnología. 

Nuevas demandas

No obstante, los avances tecnológicos demandarían más analistas de datos --para poner en orden la inmensa información que manejarán las empresas-- y representantes de ventas especializados.

Las industrias necesitarán expertos para explicar y vender sus ofertas --diferentes tras las innovaciones tecnológicas-- a clientes. Y también se necesitarían ingenieros y especialistas en varios campos. Aparecerán nuevas oportunidades laborales en sectores tecnológicos, servicios profesionales y medios de comunicación.

Los países tendrán que invertir en programas educativos. Es necesario educar, atendiendo a las nuevas exigencias, tanto a los adultos como a los niños. La formación futura de los más pequeños es fundamental ya que algunos trabajos que se demandarán en los próximos años todavía no existen.

De momento, existe cierto margen de maniobra para evitar la pérdida de millones de puestos de trabajo. Pero no hay tiempo que perder y el informe del Foro Económico Mundial da algunas pistas del camino a seguir. Este informe el resultado de un amplio estudio realizado a ejecutivos de más de 350 compañías de las 15 mayores economías del mundo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad