El algoritmo puede suponer una mejora de seguridad en los sistema de identificación mediante el reconocimiento de iris. Fotografía: Soroush karimi, Unsplash
stop

Un algortimo de aprendizaje automático reconoce si el ojo expuesto al escáner de iris corresponde una persona o a un cadáver

Nacho Palou

El algoritmo puede suponer una mejora de seguridad en los sistema de identificación mediante el reconocimiento de iris. Fotografía: Soroush karimi, Unsplash

Madrid, 26 de julio de 2018 (11:11 CET)

Un equipo de investigadores polacos acaba de echar por tierra la casi habitual escena cinematográfica en la que uno de los personajes le saca el ojo a otro para abrir una puerta o acceder a un sistema que utiliza el reconocimiento del iris como medida de seguridad biométrica.

El algoritmo desarrollado en la Universidad Tecnológica de Varsovia se basa en dos bases de datos con cientos de imágenes infrarrojas de iris oculares obtenidas tanto de personas vivas como de personas muertas. En el caso de las personas muertas las imágenes corresponden a varios plazos de tiempo tras la defunción, desde cinco horas hasta algo más de un mes.

El desarrollo puede incrementar la seguridad de la identifcación mediante el iris del ojo

De este modo cuando el sistema se enfrenta a un iris puede comparar con ambas bases de datos para determinar con un 99 por ciento de aciertos si ese iris en concreto corresponde a una persona viva o a una persona muerta. 

En el primer caso el sistema de reconocimiento biométrico dará por válida la identificación ocular, en el segundo caso no lo dará por válido incluso aunque el iris sea el "correcto" si el sistema determina que ese iris corresponde a una persona que está muerta.

El sistema de reconocimiento ocular acierta en el 99 por ciento de los casos, con un ’pero’

De momento el algoritmo de inteligencia articial polaco no ha dado por "vivo" a ningún muerto por más de 16 horas. Pero sí que hay un 1 por ciento de probabilidades de que dé por "muerto" a alguien en realidad está vivo.

También existe la posibilidad que de por "vivo" a un cadáver en ciertas circunstancias: "Las imágenes que se habían tomado poco después de la muerte (cinco horas después en este estudio) pueden no presentar todavía cambios post-mortem lo suficientemente apreciables como para que el sistema pueda detectar cuál es su estado real," explican los investigadores en su estudio.

La identificación biométrica es actualmente el método más seguro de garantizar la identidad de una persona, o de un usuario. Por eso es que cada vez más teléfonos móviles incorporan sistemas de identificación mediante la huella dactilar, el reconocimiento facial o el escáner del iris.

La identificación biométrica es actualmente el método más seguro de garantizar la identidad de una persona

Todos estos sistemas necesitan todavía de mejoras. Por ejemplo es posible desbloquear un móvil con la huella dactilar de un cadáver y engañar a algunos los sistemas de reconocimiento facial con fotografías o con personas gemelas.

El escáner de iris también tiene que mejorar mucho para que sea plenamente funcional, ya que los modelos actuales de consumo pueden ser "engañados" con lentillas especialmente preparadas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad