El consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella. La tecnológica creó un sistema de inteligencia artificial para prevenir las inundaciones en EEUU. REUTERS/ED/archivo

Inteligencia artificial (de Microsoft) para predecir inundaciones

stop

La unión entre un mapa de alta resolución y la inteligencia artificial produce un sistema para prevenir desastres naturales

Alessandro Solís

Economía Digital

El consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella. La tecnológica creó un sistema de inteligencia artificial para prevenir las inundaciones en EEUU. REUTERS/ED/archivo

Barcelona, 12 de julio de 2018 (18:31 CET)

A estas alturas decir que el alcance de la inteligencia artificial no tiene límites es una pergrullada. Ya es evidente cuán grande es el potencial de la inteligencia artificial para resolver algunos de los principales problemas del planeta. Después de todo, esa es la acepción más común de la palabra "tecnología".

A nivel macro: el calentamiento global, el cambio climático, la transformación de la Tierra consecuencia de la intervención del hombre. A nivel micro: las inundaciones, los terremotos, las tormentas y los tornados, entre tantos otros desastres naturales. La inteligencia artificial multiplica las posibilidades de reacción y prevención a estos fenómenos, y los resultados llegarán pronto.

Lo sabe Microsoft, que a finales de 2017 destinó 50 millones de dólares al programa "Inteligencia Artificial para la Tierra" bajo la premisa de que "los avances tecnológicos nos pueden ayudar a entender mejor y a solucionar los problemas ambientales que enfrenta nuestro planeta".

Predicción de inundaciones con inteligencia artificial

Uno de los proyectos del programa de Microsoft supone un apoyo técnico y financiero para la creación de una plataforma que ayude a predecir inundaciones, uno de los retos al que se enfrentan muchos estados de EE UU después de que las crecidas de agua aumentasen considerablemente en los últimos años.

En colaboración con la Universidad de Vermont Microsoft ha desarrollado un sistema de inteligencia artificial para complementar un mapa de alta resolución creado por el grupo ambiental Chesapeake Conservancy. El mapa abarcaba casi 260.000 kilómetros cuadrados desde Nueva York hasta Virginia.

Cuando hablamos de "mapa de alta resolución" no es un decir gratuito o exagerado: este mapa es 1.000 veces más preciso que el utilizado por los planificadores de inundaciones, capaz de ver objetos tan pequeños como 30 centímetros cuadrados.

Desde que Microsoft dotó al mapa de su inteligencia artificial el proceso de identificación de objetos, que no fue fácil al comienzo, ha ido mejorando cada vez más hasta lograr indentificar árboles, caminos, edificios y canales, entre otros, además de ampliar su área a casi todo EE UU.

Este mapa con inteligencia artificial muestra cuándo es más probable que una cuenca fluya

Actualmente el mapa cubre todo el territorio estadounidense y la inteligencia artificial está constantemente aprendiendo para mejorarlo, pero Microsoft ya lo vende al precio de 42 dólares. Esta es la parte más importante de la historia: nunca antes existió un mapa tan completo a un precio tan asequible.

De esta manera las organizaciones no gubernamentales pueden tener acceso a una información que antes sólo se podía apreciar desde la lejanía porque era muy costosa. Y con ello se incrementan las probabilidades de prevenir inundaciones y otros desastres naturales.

El poder de la inteligencia artificial en estos sistemas "puede comenzar a mostrar cuándo es más probable que una cuenca fluya o se inunde", explican desde Chesapeake Conservancy. Los mapas detallados permitirán a los planificadores estar actualizados con el uso de las tierras y planear sistemas para drenar las inundaciones, agregan.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad