Donald Trump en una imagen reciente en la casa blanca

Estados Unidos está en grave riesgo de sufrir un ciberataque masivo

stop

El cierre parcial de la Administración provoca que Estados Unidos corra un mayor riesgo de sufrir un ataque cibernético

Barcelona, 19 de enero de 2019 (15:16 CET)

Se cree que el cierre parcial del gobierno de Estados Unidos pone a la nación en grave riesgo de un ciberataque, ya que muchos empleados que supervisan los sistemas de defensa de la nación no están ocupando sus puestos de trabajo.

En un correo electrónico remitido a Business Insider, un portavoz de la Agencia de Seguridad de la Ciberseguridad y la Infraestructura, que forma parte del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, admite que los funcionarios "han paralizado una variedad de actividades críticas de seguridad de la ciberseguridad y la infraestructura" durante el cierre.

Los expertos advierten de que la reducción del personal pone en riesgo al país

Asegura que aproximadamente 1.523 de los 3.531 empleados de la agencia, el 43%, no están trabajando durante el cierre.

Los trabajadores considerados esenciales todavía tienen que ir a trabajar. Pero los expertos advierten de que la reducción de personal significa que el país corre un mayor riesgo de ser víctima de un ataque importante y quedarse atrás en la carrera de armas cibernéticas.

El vicepresidente de estrategia de la empresa de defensa en la nube Radware, Mike O'Malley, ha explicado en CBS News que con el cierre, Estados Unidos ha "dispuesto la alfombra de bienvenida a todos y cada uno de los actores maliciosos".

El 85% de los miembros del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología también ha sido suspendido

"Desafortunadamente, sabemos muy bien por experiencia que los piratas informáticos, especialmente los patrocinados por los estados nacionales, tienen un alto nivel de paciencia y están dispuestos a esperar el momento más oportuno para atacar", dice.

Estados Unidos ha identificado a Rusia, China, Irán y Corea del Norte como las naciones que representan las mayores amenazas de ciberseguridad.

La revista MIT Technology Review, citando un informe de Duo Security, asegura que el 85% de los miembros del personal del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología también ha sido suspendido.

Llave de seguridad por USB
La seguridad de los Estados Unidos está en jaque. Foto: Pixabay

"En un punto muerto sobre la mejor manera de asegurar la frontera sur de Estados Unidos, la administración Trump ha puesto en peligro la integridad de una de las fronteras aún más importantes del país", concluye la publicación.

El cierre parcial de la Administración es el más largo en la historia de los Estados Unidos. El viernes se cumple el día número 28 en esta situación.

Comenzó el 22 de diciembre después de que los demócratas rechazaran la demanda del presidente Donald Trump de que un proyecto de ley de gastos para mantener abierto al gobierno incluyera miles de millones de dólares en fondos para un muro a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos.

O'Malley afirma en CBS que esto ha creado la situación perfecta para los hackers: "Cualquier departamento que tenga información confidencial que pueda usarse en el espionaje o el fraude sería el más afectado por un ataque, como el Departamento de Seguridad Nacional, el Departamento de Estado y todos los servicios de inteligencia", explica. "El riesgo no es solo por el robo de datos a corto plazo, sino también por la continuación de ataques persistentes a largo plazo".

La falta de miembros es un riesgo

Los expertos creen que la pérdida de tantos miembros del personal crea un riesgo.

Andrew Grotto, que fue asesor de ciberseguridad de la Casa Blanca tanto en la administración de Obama como en la de Trump y ahora trabaja para el think tank de la Institución Hoover de Stanford, declara a la página de noticias Axios que ya había escasez de personal cuando se trataba de mantener la seguridad de las redes gubernamentales.

"Defender las redes federales ya es un acto de coraje, debido a la escasez de personal, la poca tecnología heredada, las prácticas de gestión de riesgos dispares y un entorno de amenaza hostil", dice Grotto. "Los permisos de trabajo hacen que un trabajo duro sea aún más difícil".

El director ejecutivo de la firma de defensa cibernética Scythe, Bryson Bort,  que también es miembro del Instituto de Seguridad Nacional, también le dice a CBS que la reducción de personal en las instituciones cibernéticas de Estados Unidos deja el país en mayor riesgo.

"Es probable que el control no se realice al 100% de las operaciones habituales, lo que significa que hay una mayor probabilidad de que la actividad maliciosa no se detecte", dijo.

En un informe de 2018, la administración de Trump estimó que la actividad cibernética maliciosa le costó a la economía de EE. UU. 57.000 millones dólares frente a 109.000 millones en 2016. Dice que los ciberataques contra sectores de infraestructura crítica podrían ser "altamente perjudiciales" para la economía de Estados Unidos.

La defensa también está en peligro

El cierre también dificultará la capacidad de Estados Unidos para actualizar y reparar sus sistemas de defensa, asegura un ex funcionario del Pentágono llamado Dave Mihelcic a CBS. Ahora director de tecnología y estrategia de Juniper Networks, solía ser el director de tecnología de la Agencia de Sistemas de Información de Defensa del Pentágono.

MIT Technology Review también señala que los trabajadores podrían buscar más estabilidad, y probablemente más remuneración, renunciando para ir al sector privado.

Esto sucedió después del cierre de 2013, dice la publicación, señalando que "la pérdida de talento se sintió durante años".

Noticia original de Business Insider. Autor: Sinéad Baker

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad